:: BRúJULA
13/12/2019

Alzamos la voz, una guía sobre feminismo y deconstrucción de lo establecido

Fabiana Scherer es periodista y acaba de presentar “Alzamos la voz”, un libro en el que la autora nos propone hacer un viaje empoderador a través de diferentes problemáticas de la actualidad y grandes referentes del feminismo y activismo social, que nos invita a reflexionar, transformar y deconstruir lo establecido.

Alzamos la voz

Alzamos la voz

El mundo está cambiando y también la forma de relacionarnos. “Alzamos la voz” traza un recorrido sobre los puntos claves del feminismo y las nuevas masculinidades en la Argentina y en el mundo entero. “Cuestionar el orden establecido es el motor del feminismo”, aclama la escritora.

Con un ritmo dinámico y relatos llenos de emoción, la autora nos habla de la importancia de la concientización acerca de diversos temas de interés tanto para hombres como para mujeres, jóvenes o adultos, como el acoso callejero, el abuso sexual, la desigualdad laboral, la discriminación y estereotipación, la educación sexual, entre otros.

“Luchamos. Debatimos. Dudamos. Refutamos. Exigimos. Ayudamos. Reflexionamos. Cambiamos. Decidimos ALZAR LA VOZ”, son las premisas que se ha propuesta Fabiana al escribir estas páginas.

Contame un poco del libro, ¿cómo fue el desarrollo? ¿qué es lo que intentaste transmitir?
Como trabajo en La Nación y en otros medios, siempre estuve metida en la pata cultural y en lo que tiene que ver con cine, literatura. Me empecé a meter bastante en lo que tiene que ver con la literatura juvenil que estaba creciendo un montón en todo el mundo y acá en Argentina se le estaba dando atención con cierto prejuicio. Poco a poco me fui metiendo en ese terreno y me encontré, para mi sorpresa, con un tema de cómo derribaban tabúes, cómo abordaban temas y los enfocaban. Empecé a participar en eso, a ir a charlas sobre el tema de la sexualidad, el tema de aborto, suicidios, cosas muy fuertes y pensaba que los pibes no lo hablaban o no lo encaraban. Eso para mí fue una sorpresa que me encantó y empecé a tener contacto con este universo. 

Una vez hablando me parecía que estaba bueno armar algo con Leonel Teti, que es editor de Urano, un libro que tenga que ver con el feminismo, como una guía. ¿Por qué me pasaba esto? Porque hoy se habla mucho sobre el feminismo, distintos términos que se tiran en los noticieros o los informes, toda la data, pero no desglosamos y pareciera que son cosas que ocurren actualmente y no hay un anclaje de cómo se fue modificando desde el pasado. La idea no era hacer algo académico porque la oferta que hay es maravillosa. Era pensar algo para el público joven y extenderlo a que sea más abierto, no sólo el joven, que no sea ni académico ni light. Lo dije en la presentación, la búsqueda, sin sonar pretenciosa, era abrir una puerta y ofrecerte un panorama donde te doy algunos materiales, te cuento un poco la historia sin caer en algo denso, pero introducirte y decirte que el feminismo no es ahora con las chicas en la plaza y gritando, que tiene historia y que ya en la Revolución Francesa había reclamos. Trazar un puente entre el ayer y hoy, y sobre todo también la búsqueda de lo que pasa en la cultura popular, porque muchas veces se habla desde lo académico o haciendo referencias a especialistas pero qué pasa en la cultura popular y cómo llega. Por ejemplo, citar que Beyonce te abre una gira y pone los carteles feministas para explicar realmente lo que es el feminismo y romper con esa idea de que es el odio a los hombres. Lo popular también es una construcción interesante en lo cultural y romper con el prejuicio de que lo popular es malo. No por nada tenes organismos como ONU mujeres que busca tener referentes jóvenes, populares como una Emma Watson, para que se convierta en una vocera en las más diversas campañas. Una de las campañas es He for She que se busca este cambio de paradigma donde las mujeres y los hombres se unan para hacer un cambio cultural y romper con esa idea patriarcal. 

Uno mismo se va deconstruyendo permanentemente y va aprendiendo y viendo cuestiones que veías en tu casa con tus viejos, donde era natural ciertas circunstancias, desde las más básicas y hoy decís eso no estaba bien. En mi caso, el tema del feminismo es una palabra que tiene que ver con la lucha de derechos, derechos humanos sobre todo porque soy de las que considera que hay que hacer el cambio con los hombres incluidos. 

¿Cómo está estructurado?
Se empieza con el ser feministas, las pibas, sororidad, pañuelos, ni una menos, el tema del aborto legal seguro y gratuito, el tema del acoso callejero, el me too, actrices argentinas, alzar la voz, famosas y activistas, el tema del lenguaje inclusivo, los estereotipos, el deconstruir, las nuevas masculinidades, el ESI, el fútbol femenino, empoderadas y el feminismo en la red. Cuando lees el índice cada capítulo es un libro en sí mismo. Son 270 páginas, con diseño y todo, y me quedaron cosas afuera. Todo el tiempo estamos en una transición o cambios permanentes y hoy en el libro tendría que estar el movimiento de Las Tesis, lo que ocurrió en Chile con estas mujeres que de ese grito y coreografia, el grito en todo el mundo. El feminismo no conoce fronteras y es un reclamo donde también los hombres están también incluidos. El libro ya está en las librerías y la devolución que tengo es que la mayoría de los pibes lo tienen marcado y es fabuloso, los marcan o les ponen stickers.

Lo hacen propio de alguna manera.
Es alucinante. Los ves y tienen los libros re marcados, es buenísimo. Me dicen que les encantó y fueron a indagar sobre alguien que uno nombra o no sabían de tal cosa. Hay cosas que capaz ya las sabían y otras que no, eso es lo rico. Lo interesante que se está generando con el movimiento en sí y con todas las personas y redes sociales, es esto de tejer redes, eso es lo más interesante. Si mi libro te ayuda a que conozcas la historia de alguien, te interese un personaje y ese personaje te lleva a otro, la clave es la educación. 

Es una transición y aprendizaje donde nos vamos a dar golpes, a levantar y a aprender de ese golpe. Todo lo que se haga no va a estar perfecto ni todo lo que se diga va a estarlo. Cuando me preguntan sobre esta cuestión extrema, tiene que ver que durante décadas estuvo silenciadas un montón de situaciones o naturalizadas y hoy se alza la voz más fuerte para escuchar esas situaciones. Se encuentra el término medio para que la cosa empiece a funcionar más encausado. Hay que pensar en la historia cuántas mujeres estuvieron calladas o no estaban, porque eran las que servían el té o acompañaban y tocaban el piano. Los libros de Felipe Pigna, por ejemplo, tiene que ver con la historia de las mujeres en Latinoamérica y en el mundo, ver lo importante que fueron las mujeres y los cambios que hicieron. El concepto que yo tenía de chica de Alfonsina Storni era de una mujer romántica, la mujer capaz de morir por amor, y lees su historia y era una mujer que rompía estereotipos en su época, decía cosas fuertísimas, era alejado de esa cosa romanticona que teníamos. 

Por ese lado va tu libro.
En el libro hablo esto de la deconstrucción y cómo Disney tuvo que empezar a deconstruirse ellos mismos, con esas princesas que buscaban ser rescatadas todo el tiempo y super sufridas. Ahora también hay un gran debate de lo que está pasando con la novela romántica, las autoras se están haciendo varios debates sobre el lugar de eso, donde también las mujeres eran puestas en el lugar de sufrir para conseguir ciertas cuestiones. La educación en todo es importante, si uno no tiene herramientas después tu lucha se cae y se rompe. Tenes que tener una formación y poder ver lo que ocurre a tu alrededor, no con una sola voz, sino con un montón de voces. 

¿Cómo estás viviendo este momento donde empezamos a despertarnos como sociedad y a plantear una evolución en un montón de aristas? 
Lo rico es el debate, pero con fundamentos. Mira cómo los medios le han cambiado el enfoque a las noticias, todavía falta un montón, pero hasta el año pasado se justificaba ciertas situaciones de violencia contra las mujeres y cómo iba vestida. Lo que me llama la atención muchísimo tiene que ver con el cambio en la sociedad sobre el tema del acoso callejero.

Es un momento para aprovechar y aplaudir porque están sucediendo cosas que nos hacen pensar y tener la esperanza de que en unos años vamos a mirar para atrás y ver cuánto hemos evolucionado como sociedad.
El otro día en la presentación leía algo medio al pasar y que es de un personaje conocido, para otros no, que es Mary Wollstonecraft. Ella en Inglaterra en 1792 escribió sobre los derechos de la mujer y dijo: “No deseo que la mujer tenga poder sobre los hombres, sino sobre ellas mismas”. En 1792, imagínate, desde ese entonces las cabezas de mujeres queriendo el empoderamiento y buscando ser ellas, tener nuestro lugar. Es re interesante cómo se fue transformando, cómo tomamos postas y cómo se va modificando. Es una lucha que tiene que ver con los seres humanos, la relación entre unos y otros. Esa es la clave. Con la editorial queremos empezar a responder por podcast algunas consultas de lectores o chicos que tengas dudas. Obvio que no desde una cuestión académica, porque no soy especialista, sino que les pueda servir como guía y orientar por donde buscar información.

Búsqueda