Una argentina entre las mejores diseñadoras de moda sostenible del mundo

La diseñadora argentina Juliana García Bello fue elegida como una de las 10 finalistas mundiales de Redress Design Award 2020, una de las competencias de diseño de moda sostenible más grande del mundo. 

Radicada en Holanda, la diseñadora posee un posgrado en Ropa Deportiva de la Universidad de Buenos Aires, y fundó su propia marca Garciabello. Para el concurso Redress Design Award, decidió presentar su colección HERENCIA, trabajada con los conceptos de patrimonio, ser y existencia, donde considera que cada objeto hace posible una historia. Desde lo valioso hasta lo cotidiano, usando prendas donadas por vecinos y amigos, Juliana crea una colección de piezas atemporales, fáciles de usar y fácilmente adaptables con características minimalistas.  

 

“Tengo serias preocupaciones con la industria de la moda y las cantidades de productos que se generan colección tras colección. Quiero mostrarle al público que es posible crear diseños éticos y circulares con énfasis en la simplicidad”, explicó Juliana García Bello.

La firma ganadora de Redress Design Award 2020, que se definirá en Hong Kong durante el mes de septiembre, obtendrá como premio la posibilidad de unirse a The R Collective, una de las marcas de moda de up-cycling más importante a nivel internacional, con una colección cápsula propia de edición limitada.

¿Qué implica este reconocimiento para tu profesión?
En este momento de mi carrera, es muy importante. Porque voy a pasos lentos, pero pensando y trabajando mucho en casa. Ahora puedo ver la madurez del proyecto, avanzando en el sistema de producción y el desarrollo de producto. Tengo ganas de llevarlo a otro nivel. Compartir una idea y hacer posible que más personas piensen que hacer ropa con ropa usada es una posibilidad. Y es simple, de poca inversión y con múltiples enfoques.
 
¿Qué es lo que define a tu propuesta?
Mi propuesta se caracteriza por el trabajo con ropa y accesorios usados. Me relaciono con las personas que tengo cercanas, trabajo con ellos, recibo donaciones y aplico la técnica de la reconstrucción y moldearía zero waste. Simple y modulada. Pienso hacer ropa como si la hiciera alguien en su casa con una máquina sencilla.
 
¿En qué estado se encuentra en diseño sustentable en el mundo? ¿Y en Argentina?
La verdad es que con el paso de los años creció mucho la idea en la que las personas queremos relacionarnos con el mundo. Por momentos creo que vamos hacia un lugar mejor y a veces veo que aun las grandes marcas explotan a sus talleristas y eso me apena muchísimo. Y entiendo que el camino hacia una moda sustentable es largo, porque no solo tiene que ver con la moda, sino con la manera en que nos relacionamos, consumimos y vivimos. En Argentina veo un gran amor y respeto por nuestro medio ambiente, lo veo en las personas que viven en el interior, en ciudades de la Patagonia, por ejemplo. Donde muchos de mis amigos están trabajando en esa línea.
 
¿Crees que los consumidores son conscientes de la necesidad de contar con marcas y diseño sustentable?
Creo que los consumidores actuales se cuestionan un poco más lo que consumen y muchos buscan nuevos productos.
 
¿Es posible pensar en el diseño sustentable y a la vez rentable en sociedades como las nuestras?
Creo que es posible pensar en tener un emprendimiento sustentable, pero la rentabilidad también depende de otros factores. Yo en Argentina vendía mi ropa, ese era uno de mis trabajos además de la docencia. Pero cuando entendí que quería vivir de esto, lo tomé como un trabajo. Todos los días estoy en el taller y proyecto. Fui aprendiendo y descubriendo lo que quería con el pasar del tiempo, haciendo.  
Sin comentarios aún

Leave a Reply

Your email address will not be published.