:: PERSONAJES
18/06/2018

Waze. El valor del tiempo

La aplicación social de tránsito automotor y navegación asistida por GPS fue desarrollada por la empresa israelí Waze Mobile y comprada por Google en 2013 por 996 millones de dólares. Basada en la comunidad más grande del mundo -100 millones de usuarios activos mensuales-, cuenta con un programa gratuito que, a través de un intercambio de información entre los usuarios (wazers) y los gobiernos locales, provee datos en tiempo real sobre los mapas de las ciudades asociadas, con el fin de contribuir a mejorar la seguridad vial.

Paulo Cabral, Jefe de Desarrollo de Negocios de Waze para América Latina.

Paulo Cabral, Jefe de Desarrollo de Negocios de Waze para América Latina.

Con la excusa de presentar formalmente en Argentina Connected Citizens Program, Paulo Cabral, Jefe de Desarrollo de Negocios de Waze para América Latina, visitó el país y dialogó en exclusiva con G7. En esta nota, el rol de la tecnología en la vida de las personas, la privacidad de datos y el futuro de la movilidad desde la mirada de alguien que hace años forma parte de una de las empresas con más proyección del mundo.

Argentina es uno de los países donde más crecimiento ha tenido la aplicación, ¿A qué le atribuyen ese crecimiento tan grande y rápido?

Yo creo que, en América Latina, cuanta más gente tenga acceso a teléfonos celulares y a Internet, más se va a crecer. Hay ciudades gigantes, grandes capitales, que tienen muchos problemas de congestión vehicular y Waze está ahí para ayudar. Cada vez que crecen más los problemas de congestión vehicular, la aplicación es una solución natural que las personas tienen para utilizar. En Latinoamérica no solo tenemos usuarios activos que están manejando, sino que están alertando, están comunicándose. El nivel de interacción es mayor que en otras partes del mundo.

El fenómeno de red es inmenso. Empezamos con pocos usuarios y luego fue creciendo el número porque cada vez más gente habla y comparte su valor. Es un círculo virtuoso. Yo utilizo, comparto datos, doy más datos para el otro usuario que va a utilizar más y eso hace crecer. Específicamente en Buenos Aires hicimos una alianza exitosa con TN quien comparte información en tiempo real de los noticieros matutinos del tráfico y eso ayudó a expandirnos, no solo para las personas que ya estaban online y conocían la aplicación, sino para quienes empezaron a utilizar la aplicación por eso.

Un tema bastante crítico en el último tiempo tiene que ver con la protección de los datos de los usuarios ¿Cuál es la política de Waze en cuanto a proteger los datos de sus wazers?

Todos los datos son anónimos. En tema de alertas nunca comentamos el número de vehículos que están en su ciudad, tenemos ese cuidado de no dar información específica de un usuario. Cuando tú ves una alerta, lo ves con un número genérico del reporte, no necesariamente de quién es, tú no sabes qué usuario ha reportado. Son reportes únicos, por eso tenemos ese cuidado de siempre tener informaciones anónimas.

Paulo Cabral, Jefe de Desarrollo de Negocios de Waze para América Latina
En términos de servicio ¿hay alguna novedad para los usuarios argentinos de Waze?

Estamos presentando la integración de Waze en los autos de Ford a través de una plataforma llamada Smart Device Link para iPhone. Las personas que tienen iPhone podrán conectar su teléfono al auto de la marca y tener la aplicación en la pantalla. Lanzamos eso para Android hace casi un año y ahora los que tienen iPhone también lo tendrán.

¿Algo similar a lo que hicieron con Chevrolet?

Exactamente, pero Chevrolet utilizaba solo teléfonos de Android. La idea es tener autos con Ford y iPhone, una nueva opción para el usuario. Se trata de un anuncio global. Si bien en América Latina tenemos una penetración muy fuerte de Android, globalmente un 50% tiene iPhone por lo que para los usuarios de iPhone será una gran novedad.

¿Cómo son los usuarios de Argentina comparado con otros países? ¿Hay cosas que usen más o algo que los diferencie?

En Argentina tenemos mucho engagement, los usuarios se involucran más que el promedio y vemos eso por el número de alertas. Sabemos que la persona no solo prende para saber la ruta, sino que también contribuye con alertas específicas. Puntualmente en Buenos Aires, como es un momento de mucha obra pública, de modernización de la ciudad y el tráfico, los usuarios ven una necesidad mayor de utilizar la aplicación. Y, desde la empresa, estamos haciendo un trabajo de comunicación para avisarles a los ciudadanos que pueden contar con Waze para informaciones oficiales.
El éxito en América Latina se debe a que los usuarios quieren contribuir, compartir información para ayudar y ser ayudado, y esa es la naturaleza de la aplicación. Hay una conexión muy fuerte entre lo que es la aplicación, que depende de las personas que compartan información y la naturaleza social, solidaria del latino.

¿Qué tan complejo es desde Waze ofrecer un buen servicio teniendo en cuenta que las ciudades son tan problemáticas, no solo por las obras que se están haciendo sino por las protestas continuas que vivimos?

Tenemos la suerte de contar con una comunidad de usuarios voluntarios que son editores de mapa. Una parte de los usuarios en todo el mundo- tenemos medio millón- tienen acceso de edición del mapa, entonces los gobiernos nos dan información oficial, pero estas comunidades de editores de mapa están todos los días viendo los cortes, si hay obras y actualizan esa información en el mapa. Desde Waze solo debemos trabajar para mantener la comunidad del mapa activa. Una ciudad no puede tener sensores en todas las calles porque es super costoso, pero sí puede tener ojos en todas las calles a través de Waze.

¿Qué es mejor para moverse en una ciudad: Google Maps o Waze?

Depende de cómo uno se mueve. Si uno va caminando, en bici o en transporte público, Google Maps porque Waze no tiene esa función. Waze se enfoca en los conductores 10%, cuya experiencia mientras maneja es maximizada por la app. Antes de ir a un sitio yo sé cuánto tiempo voy a tardar y todas las funciones que tenemos de rutas más cortas, alertas, share, el límite de velocidad, todas las funciones mientras uno maneja y también para que uno busque aparcamiento. Son servicios complementarios.

Paulo Cabral, Jefe de Desarrollo de Negocios de Waze para América Latina

¿Qué es Connected Citizens Program?

Es el programa gratuito de Waze que, a través de un intercambio de información entre los Wazers (usuarios) y los gobiernos locales, provee datos en tiempo real sobre los mapas de las ciudades asociadas, con el fin de contribuir a mejorar la seguridad vial.
El CCP brinda a los municipios una visión sin precedentes sobre las condiciones de las calles en tiempo real. A su vez, les permite aprovechar los datos que proveen los conductores para mejorar la congestión vehicular y realizar acciones concretas que impacten en las comunidades.

¿Qué balance hacen del programa en Argentina?

Estamos muy felices por presentar formalmente Connected Citizens Program en el país. Desde Waze tenemos un objetivo claro: combatir el tráfico para ahorrarle tiempo y dinero a los Wazers. Estamos seguros de que el trabajo colaborativo entre conductores y gobiernos locales nos permitirá continuar hablando de casos de éxito que nos permiten juntos alcanzar nuestro objetivo y, a su vez, fomentar ciudades inteligentes en movilidad

Se lanzó en octubre de 2014 y, desde entonces, ha incrementado el número total de socios a nivel regional. Actualmente, hay 600 socios globales y el 22% del total de los partners en Latinoamérica son argentinos. Lo que implica un total de 24 alianzas con entidades gubernamentales y empresas privadas que, como Waze, buscan crear ciudades más inteligentes. Algunas de ellas son: la Municipalidad de La Plata, la Municipalidad de la Ciudad de Santa Fe, la Ciudad de Salta y la Organización Smart Cities ATLAS, entre muchas otras. Hemos visto un crecimiento muy orgánico. En los últimos años tenemos un crecimiento de más de 200% de manera inorgánica, mucho por el boca a boca, una ciudad le comenta a otra.

¿Cómo eligen ustedes esos aliados o si ellos se acercan a ustedes?

Muchas veces son ellos los que nos buscan, pero lo más importante es que tienen que ser una agencia de gobierno. Esa es la barra de calificación, si es o no una institución de gobierno. Una vez que confirmamos que sí, ya está en el programa y empezamos con el proceso.

¿Cómo ven desde Waze el futuro de la movilidad en las ciudades y qué rol va a tener Waze?

Lo que más me gusta es ver cómo los datos históricos y todo lo que estamos haciendo en las ciudades escriben su historia. Si miras cómo evolucionan los datos, vas viendo cómo ha crecido la ciudad, cuáles son sus problemas. Yo veo que la mayor contribución de Waze es dar información, empoderar a todos los aliados para que ellos sepan cómo planear las ciudades y cómo crecen. Vemos que las ciudades grandes crecen cada vez más y tenemos que empezar a pensar en sistemas inteligentes, en cómo optimizar las autopistas que tenemos y maximizar el nivel de vida que cada uno tiene.
Yo vivo en San Francisco, veo los coches autónomos y entiendo que el futuro de la ciudad va a ser eso. Va a ser una revolución en cuestiones de espacio porque si uno no necesita aparcamiento y estaciones de servicio para todos los vehículos, la ciudad va a transformarse en su totalidad. Lo que estamos haciendo aquí con las ciudades es el inicio para prepararnos para un futuro donde vamos a tener que tener información, no solo de los wazers sino de los propios coches. Estamos utilizando la ciudad como laboratorio para saber cómo eso puede ser convertido en un impacto positivo. Lo veo como el inicio de algo grande que se viene, conectado por los datos.


Fotos: cortesía prensa.

Búsqueda