:: PERSONAJES
11/03/2019

WATTA. PROTAGONISTA DEL CAMBIO.

AL DIRECTOR DE LADOBLE LA ERA DE LA DIGITALIZACIÓN NO LO SORPRENDE, NI LO TOMA DESPREVENIDO. SU LEMA ES ESTAR SIEMPRE PENSANDO PARA ADELANTE, HACER COSAS DIFERENTES, QUE GENEREN IMPACTO. Y A PESAR DE LOS NUEVOS FORMATOS, DE LOS NUEVOS MEDIOS, DE LAS REDES SOCIALES, “HAY COSAS QUE NO SE VENCEN”, ASEGURA, “QUE SIEMPRE VAN A SER PILARES DE LA PUBLICIDAD: EL HUMOR Y LA EMOCIÓN”.

Watta de Ladoble

Watta de Ladoble

Tras años y años trabajando en el mundo del cine publicitario local, de recibir importantes premios y de desenvolverse en distintos lugares de Latinoamérica, Watta forma parte, desde 2014, del staff de directores de Ladoble. Esa trayectoria es la que le ha dado autoridad para decir que la calidad no se negocia. “Si algo no va a quedar bien y sé que no voy a dejar contento a un cliente, prefiero no hacerlo. El mejor camino es entregar algo que sea más de lo que el cliente espera”, remarca.

¿Cómo ves la actualidad de la industria de la producción en Argentina? ¿Y el de la creatividad?
De alguna manera la industria publicitaria siempre se las ingenia en Argentina para sobrevivir y mantener cierto nivel. Está difícil la situación, los clientes nos cuentan que tienen dificultades porque la crisis que hay afecta a todos, pero tenemos que ingeniar como hacer para poder producir y acompañar a las marcas a que se sigan desarrollando.

Yo confío mucho en nuestra industria y en el valor de los productos que hacemos. A veces miramos mucho para afuera, pero nosotros tenemos un nivel de producción que es envidiable, se logran piezas de mucha calidad y creo que tiene que ver en gran parte con la creatividad, realmente eso ayuda mucho.

Creo que las agencias tienen un rol muy complicado porque en muchos casos se trata de marcas que no logran cumplir sus expectativas, la situación está difícil y a veces no solo hay que hacer algo que funcione y que genere mayores ventas, sino lograr que las marcas subsistan.

 

¿En qué se está haciendo foco para ser competitivos? ¿Qué es lo que hoy distingue y define el trabajo de Ladoble?
El foco hay que ponerlo en la calidad, eso para mí es lo más importante. La competencia cada vez es mayor. Antes uno competía con una terna de directores, ahora somos cinco o seis, todos poniendo mucha cabeza y esfuerzo en los tratamientos. Por eso el resultado es importantísimo, porque es lo que hace que llegue ese próximo guión. Para mí la calidad no se negocia mucho, si no va a quedar bien y yo sé que no voy a dejar contento a un cliente, prefiero no hacerlo, porque en definitiva los comerciales que hacemos son el reflejo de nuestro trabajo. Algunos ponen por encima de todo lo económico para ser competitivos, para mi el mejor camino es entregar una pieza que sea más de lo que el cliente espera.

¿Qué tanto más fácil o difícil es hacer publicidad y producir para publicidad en un momento donde lo digital gana espacios?
Lo que está pasando mucho es que producimos comerciales y, al rodar, obtenemos también mucho material para digital. Yo en general suelo generar material que, más allá del guión y de lo que necesitamos para contar la película, tiene para desprender muchas cosas para digital. Siento que ahora es una convivencia entre ambas, los clientes necesitan tener cubierto lo digital, pero también la TV.

Creo que con el tiempo eso se va a ir separando y quedarán clientes que necesiten solo digital y otros digital y TV, o quizás el uso de la TV en casos especiales como lanzamientos de productos nuevos. Las piezas buenas que generan impacto o son memorables siguen y seguirán funcionando. Yo tengo un hijo que tiene 14 años que no mira TV prácticamente, su mundo es digital y cuando llega un mundial o una copa América viene y me dice, “¡mirá lo que me mandaron!” y son comerciales que yo filmé de fútbol, recientes  o de hace años y los amigos se lo mandan por whatsapp. Si generás un contenido que movilice y funciona, no importa la plataforma.

En el caso de las productoras ¿Cómo se reinventan o cómo deberían reinventarse para resistir a esta nueva era de nuevos formatos y de redes sociales?
Ladoble tiene gran cantidad de directores y directoras, 11 en total, hay un abanico de mucho talento y para elegir. Creo que la “reinvención” tiene que ver con estar siempre pensando para adelante, generar los guiones pensando en productos que sean 2020, estar todo el tiempo tratando de hacer algo diferente, que genere impacto y que sea nuevo. Creo que hay cosas que no se vencen, que no importa cuántos formatos haya, siempre van a ser pilares en la publicidad, que son el humor y la emoción. Por eso me gusta trabajar mucho el acting, porque creo que entra en cualquier formato y que no tiene vencimiento.

¿Cómo te llevas con esta nueva era? ¿Crees que complica el trabajo de ustedes, es importante adaptarse a estos nuevos tiempos?
Nosotros formamos parte de los cambios, no nos toman por sorpresa porque los vivimos primero que nadie, somos los protagonistas de los cambios porque pensamos cómo contarlos. Lo que está pasando un poco, y ahí sí pienso a veces que puede no ser tan bueno, es que cada vez tenemos menos lugar para el error, la cosa se puso tan finita que no podés equivocarte y eso juega en contra de la improvisación y de la creación que son las cosas que hacen nacer o crecer nuevas ideas. Hoy los clientes setean todo y todo está estudiado, entonces prácticamente tenés que mostrar todo lo que vas a hacer para que tengan tranquilidad. Lo que sucede es que cuando queres hacer algo que no se hizo nunca no tenés cómo mostrarlo. Antes uno vivía un proceso mucho más creativo en la pre-produción y en rodaje, hoy en las etapas de visualización y devolución es cuando más tenés que explotar eso, es el lugar donde uno puede proponer más y puede aportar más al guión. En definitiva, cuando uno recibe un guión tiene que aportarle algo, sumarle, hacerlo crecer.

 

¿Cómo fue 2018 para Ladoble en cuanto en los trabajos que desarrollaron? ¿Algún trabajo puntual que puedas destacar?
Fue un año intenso, tuvimos un récord de producciones, se filmó muchísimo. En lo personal, estoy muy contento, hice muchas piezas que me dejaron cosas y grandes satisfacciones. Una pieza de 2018 que destaco es la de Google, un desafío lindo, contar todo desde el punto de vista del celular, filmar con la cámara vertical y en una sola toma narrar todo sin cortes sin planos cortos, era complicado pero realmente el resultado me gustó mucho. Otro, el comercial que filmamos para Coca Cola “Ellos somos nosotros” fue un gran desafío. Se hizo para la final que jugaron Boca y River y desde que recibimos el guión hasta que salió al aire tuvimos 5 días, en realidad fueron días y noches. Es un spot que logró emocionar, de esos que te quedas un rato largo leyendo los comentarios de la gente en YouTube, me gusta cuando pasa eso, cuando lees que a la gente le pasan cosas. Sentís que lograste algo. Por último, un proyecto que aún no salió, que hicimos con Santo para 1882, rodamos en noviembre, con mucha post, quedó increíble y tengo muchas expectativas porque es una gran idea y estoy muy contento con el resultado.

¿Qué proyecciones tienen de cara a este año?
Estoy justo en plena producción de un comercial importante para Argentina y preparándome para rodar en México el mes próximo. La proyección para este año es esa: seguir apostando a las buenas ideas y seguir filmando.

¿Hay algún segmento en donde incursionarán o le darán más relevancia para generar nuevos proyectos?
La productora está apostando fuerte en la apertura de oficinas fuera de Argentina. Es inminente la apertura en México y está la proyección en otros para paises para poder dar un marco de trabajo más allá de lo que hacemos acá. Supongo que eso va a generar un gran movimiento en Ladoble.


Fotos: Fabián Sans

Búsqueda