spot_img

Últimas 7 notas

Metallica. Juez, jurado y ejecutor

Cuando Metallica presentó el album St.Anger en 2003, la crítica más dura fue la de los fans: “no tiene solos de guitarra, el tambor no tiene la bordona, no me gusta nada este disco”.

Como si el arte fuera a satisfacer el placer de los fans y cumplir con sus estándares.

Como si la exigencia fuera que le volvieran a dar los discos que habían sido los primeros peldaños.

Metallica
Metallica 2003

Como si el el fan y las personas en general buscáramos que se repitiera el placer sin mediar un trabajo.

La necesidad de lo inmediato, como reflejo del abandono de la cultura del proceso por la cultura de todo ya, y hecho por otros que tanto representa la sociedad actual.

Cuando se encontraban en la grabación del disco, James Hetfield, decidió internarse para rehabilitarse de una adicción al alcohol. Una adicción no tiene que ver con la sustancia o el objeto, sino con la historia de la persona, y con el modo en que pudo tramitar sus emociones, en particular la ira y la bronca.

Estimo que la mayoría de los fans desconocía la historia personal de James Hetfield, la muerte de su madre luego de que el padre los abandonara.

Las dificultades que tuvo que vivenciar cuando en la escuela tenía que salir de algunas materias porque iban en contra de la fé religiosa de los padres, que lo obligaban a segregarse, entre otras cosas.

Metallica
Metallica

La canción número 4 del disco lleva el título de Dirty Window:

I see my reflection in the window, It looks different, so different than what you see, Projecting judgment on the world

Lo que se ve de afuera siempre es distinto de lo que es.

Una de las condiciones que nos hacen humanos es juzgar sin saber.

Es proyectar hacia afuera lo que no podemos ver adentro.

Es un mecanismo de supervivencia que muchas veces genera juicios erróneos, no sólo porque lo que se aprecia es equivocado, sino porque impide por el modo en que se dice, aprovechar la proyección para conocerse más a uno mismo.

I see my reflection in the window, This window clean inside, dirty on the out, I’m looking different than me

Los reflejos que vemos en las ventanas de los demás, en lugar de tomarlos como espejos, los usamos para criticar, y a través de la crítica, negar.

Y allí nos perdemos de encontrarnos con lo que somos, y en particular, de mostrar la verdad de nosotros.

De expresar. Entonces, al no expresar reclamamos a los que expresan.

Metallica
Metallica

Como si en vez de criticar el arte, estuviésemos criticando que el otro nos muestra en nuestra cara que nosotros no estamos pudiendo expresar.

Esto es la base de los críticos de arte que no son artistas.

Son intelectuales que creen estar interpretando cuando en rigor están negando lo que les sucede a través de la opinión.

Cuando los fans criticaron el disco con los argumentos citados, se olvidaban que el arte es, en gran medida, la expresión de las transformación.

El registro del proceso de transmutación del alma, del proceso interno de elaboración de las emociones y de las vivencias. Parecieron haber eclipsado la alegría de un album nuevo luego de varios años con la sombra de sus propias emociones estancadas sin transformación.

Entre otras cosas, olvidaron que el corte del disco: “St. anger” se filmó en parte en un presidio.

En el comienzo del video muestran al sheriff del lugar explicándoles que tienen la política de no negociación de rehenes: si eran tomados de rehenes por los presos, no iban a negociar su liberación.

Sin embargo entraron. Y filmaron.

Y se encontraron con una parte de la sociedad que tampoco pudo ser artista a tiempo, no pudo elaborar y transformar a tiempo las vivencias de la vida, y tuvieron que delinquir.

Conviene leer “Los que delinquen por culpa”, de Sigmund Freud.

I drink from the cup of denial, I’m judging the world from my throne.

Los seres humanos tomamos de la taza de la negación, juzgando desde nuestro trono.

Esperando del mundo externo lo que está pidiendo pista desde adentro nuestro. Juzgamos lo que no podemos o queremos ver de nosotros.

Metallica, que lleva 41 años juntos, atravesando distintas circunstancias personales y como grupo, como la muerte a los 24 años del primer bajista Cliffton Burton en un accidente en la ruta entre gira y gira.

La superbanda Metallica, que lleva adelante “All within my hands foundation”, una fundación de caridad.

Metallica, que después de esa crítica volvió a presentar dos álbumes: death magentic y hardwired to self destruct, plagado de solos, de riffs a toda velocidad, y de letras que advierten sobre la autodestrucción.

Como si además de seguir haciendo discos, enseñaran a cuidarse.

 

 

Otra excelente Columna del Dr. Santiago Dayenoff – Executive Coach y Especialista en Psiquiatría

AGENDA

Newsletter

Suscribite y recibí lo mejor de Revista G7 en tu mail.

ENTREVISTAS & BIOs

ÚLTIMAS REVISTAS G7 IMPRESAS

Edición #144

Edición #143

Edición #142

Edición #141

Edición #140

CREATIVIDAD Y NEGOCIOS

ACTUALIDAD

OPINIÓN

CULTURA

INNOVACIÓN

ESTILO

G7 BRANDS