:: PERSONAJES
20/03/2018

Inés Estévez. Ni polémica ni provocativa.

A menos de un año de su lanzamiento como solista con Estevez & Magic 3, habiendo cerrado el 2017 con un ND Teatro lleno, noches jazzeras en Bebop Club, y a punto de presentarse en la Usina del Arte, este 24 de marzo en un show libre y gratuito, Inés. Pasional, torbellino, dulce y talentosa, nos cuenta cómo se siente en su faceta como cantante, y cuál es su posición ante la repercusión mediática de sus convicciones. Inés Estévez, a donde vaya, una bandera que pocos sostienen.

Estevez&Magic3 se presentan el sábado 24 de Marzo en la Usina del Arte.

Estevez&Magic3 se presentan el sábado 24 de Marzo en la Usina del Arte.

“Intento generar conciencia, no ir a la polémica. A mi me interesa comunicar y conmover, no me interesa polemizar y provocar.” Así cierra el terreno Inés, esquivando todo lo que pueda resultar polémico y yendo a lo importante: la responsabilidad de ser constructiva. Dulce y talentosa en todos sus despliegues. “Hoy la música es lo que más me apasiona”

¿De qué formas llegó la música a tu vida?

Desde que tengo uso de razón. Parte de mi vida cotidiana, era mi padre que tocaba algunos instrumentos y cantaba jazz, un género que se escuchaba en casa, él y se juntaba con amigos a tocar y me llevaba desde que tenía 8 años. Mi madre es amante de la lírica, de la ópera, mis hermanos varones eran los encargados de traer el rock a casa, mientras que mi hermana, la música brasilera. Mi padre aportaba mucho con los estándares de jazz y el swing.
Cuando la vida me llevó a terminar al frente de una banda, pensé “tengo que armar un repertorio” y no sabía exactamente qué hacer. Entonces Mariano Agustoni, el pianista, que es un gran pilar, junto con Ezequiel Dutil en contrabajo y Javier Martínez Vallejos, me sugirieron que buscara una serie de temas que me guste cantar, y así surgió este bagaje musical con el swing a la cabeza. La agilidad sobre el escenario, de este género me encanta, lo disfruto mucho, me gusta organizar el repertorio con una dinámica que no decaiga. Que tenga sus momentos de paz, y de intimidad, pero me gusta mucho que abunde una rítmica que te contagie alegría.

Ines Estevez en usina del arte Estevez&magic3

¿Qué te impulsó en particular como cantante?

Los primeros premios que gané como actriz fueron por comedias musicales que protagonicé, o sea que ya cantaba. Pero relegaba dedicarme a eso porque me parecía que había mucha gente que lo hacía profesionalmente, mucho mejor y con más tiempo de dedicación. Y por otra parte me parecía que tenía que saber leer música y componer, creía que era lo más importante. Luego sucedió con Javier (Malossetti), que él se dió cuenta que tenía ciertas cualidades en este sentido, y se sorprendió mucho cuando vió que conocía todos los estándares de jazz, los que su padre Walter Malossetti tocaba. La mayoría de las letras las sabía, y ahí comenzó a coquetear con la idea de que armemos un dúo. Yo lo desestimaba, la verdad, no pensaba que podía concretarse. Y en un momento el Grupo Mass, no sé por qué sabían que yo cantaba, había un evento muy importante y me llamaron diciendo que cante en él, les dije que no me dedicaba a eso. Se lo comenté a Javier y me propuso armar un trío y acompañarme. Él tocó el contrabajo, Hernán Jacinto el piano y así canté por primera vez en el Palacio Piccaluga para 1600 personas comiendo bocaditos, tomando champagne y hablando entre ellos.
Después de esto, la sensación fue “sí trascendí esto, quizás pueda.” Allí Javier armó el dúo y de pronto me encontré haciendo en un año 50 shows, un delirio.

¿Encontraste una nueva Inés en su faceta como cantante?

Si por supuesto, era una actividad que no había desarrollado nunca fuera del marco de ficción. Acá no hay ficción, hay una exposición lisa y llana; vos frente al público. La gente me conocía por 30 años de carrera como actriz, el hecho de que vengan y les guste, que vivan el mundo del jazz, para mi fue un trance difícil de pasar, porque sentía que se me iba a medir con una vara relacionada a 30 años de carrera artística, contra un par de años de estar cantando. Primero fue un giro del destino muy agradecido, el hecho de iniciarme deliberadamente en un marco netamente musical. Despojado de la asociación con la actuación y de la mano de un groso como Javier, a quien siempre admiré, es una persona de una exigencia musical y una búsqueda de la excelencia, él generó una seriedad en el encare de la cosa que me fue dando confianza.

ESTEVEZ&MAGIC3 EN LA USINA DEL ARTE

¿Cómo continuó este camino?

Luego nos separamos y Javier me sugirió que siguiera con la banda, pero lo desestimé una vez mas, solo me animaba a cantar de su mano. La banda quería seguir, asique me dijeron que armara un repertorio, ensayemos y sigamos. Y el gran descubrimiento fue que todo era una gran incógnita. Fue la primera vez que salí, en el teatro Sony, un primero de junio, a conducir un concierto. Manejar la interacción con el público, no tenía ni idea de cómo iba a ser eso, no había nada pensado previamente, pensé “bueno ahora me voy a enterar como soy en este aspecto que nunca en la vida enfrenté”. Cuatro meses más tarde, estaba haciendo un ND Teatro de 600 localidades lleno, con una orquesta de 15 personas en el escenario, grabando el disco en vivo.
Es algo no esperado pero a la vez, fueron unos 30 años carreteándolo sin darme cuenta, para sacarlo en el momento en que el destino me lo indicó. Por un lado es una novedad y por otro lado era algo que estaba guardado, que me negaba a sacar afuera, que de pronto el destino, mi padre, Javier, y la banda ahora, un montón de factores me impulsaron a plasmarlo.

Dado que hacen reversiones ¿Te gustaría componer?

Me parece un poco ambicioso. Me lo proponen pero no sé… Ya bastante de sorpresa me toma el hecho de estar conduciendo una banda, no hace un año que me lancé como solista, ponerme a pensar en componer me parece muy apresurado, aunque que uno nunca sabe. Por que podés terminar haciendo algo que quizás no estaba en los planes, como no estaba en mis planes dedicarme a esto que hoy es lo que más me apasiona.

Ahora que vivís el mundo de la música desde adentro ¿Cuál es tu percepción sobre la posición de la mujer?

No tengo claro eso, soy muy nueva. Como consumidora de música no veo que haya una diferencia en cuanto a cantidad de producción entre el material masculino y femenino. Seguramente debe haber rubros o ciertos tipos de géneros que tiene más de una cosa que de la otra. Como partícipe de este mundo me siento muy nueva como para opinar al respecto.

INES ESTEVEZ EN USINA DEL ARTE

¿Cómo te llevas con el mediatismo que se origina a partir de opiniones tuyas, en redes o medios, relacionadas a causas sociales?

Soy nueva también en el tema del mediatismo, siempre fui muy discreta. Tengo redes a partir de “Guapas”, siempre me había negado pero por sugerencia un amigo me abrió un twitter y un facebook, y recién tengo Instagram hace muy poco. Lo que me parece es que las redes son un arma muy poderosa de comunicación y me propuse desde un comienzo, muy naturalmente y es lo que estoy sosteniendo, utilizarlas para tres cosas: promover mi propio trabajo, apoyar causas sociales en las que creo, y también para intentar hacer una diferencia en el sentido de la responsabilidad que tenemos todas las personas con cierto acceso público, no importa las dimensiones de ese acceso, la responsabilidad que tenemos de ser constructivos. Entonces lo que intento es ser constructiva en todas mis manifestaciones, jamas me vas a ver atacando a una persona, y si veo que hay un ataque propenso al diálogo, en muchos casos revierto situaciones hostiles. En otros casos la hostilidad es tal, la cerrazón es tal, la ignorancia es tal, que directamente voy al bloqueo. Si veo que hay posibilidad de diálogo me dedico a dialogar y responder con respeto a las agresiones, es un modo de crear conciencia, es un modo de ser una infiltrada, de intentar transmitir una postura ética, desde un lugar donde se tiende a la hostilidad, a la confrontación, a la puja, a todo lo que lleva y conlleva a la ignorancia.

Si pudieras cambiar algo de la sociedad ¿Qué cambiarías?

Uy! Si tuviera la varita mágica… Si pudiera cambiar algo a nivel social, sería por lo que yo brego, que tiene que ver con la inclusión en todas las áreas, lo cual está ligado a la tolerancia. Es decir, la aceptación del otro tal cual el otro es, eso es inclusión. Inclusión de los sectores sofocados, eso engloba desde la discapacidad, pasando por el feminismo, hasta la diversidad sexual, por los derechos de todo tipo legalizados, esto es abarcativo. Inclusión parte de la base de la aceptación del otro tal cual el otro es, de su singularidad. Eso haría un mundo mucho más pacífico.
Es un déficit sociocultural y educativo que tiene el mundo, y el problema es de base, eso no le corresponde solo a los colegios, ni solo a los padres, nos corresponde a todos.

¿En qué proyectos estás? ¿Puede ser que haya un disco?

La presentación en el ND en noviembre con 15 músicos fue grabada, se está editando y es posible que se convierta en un disco, vamos a ver. Ahora estoy terminando de rodar una película, que posiblemente se estrene en el 2019 “NI Héroe Ni traidor” dirigida por Nicolás Savignone, pero lo más próximo es la presentación en la Usina del Arte este sábado 24 de marzo.

¿Y cómo te preparas para la presentación en la Usina? Que fecha especial para presentarte gratuitamente…

Bueno si, es una sala muy grande y me encanta que sea gratuito, porque va a tener acceso gente que normalmente no se acerca a un club de Jazz a pagar una entrada, a consumir y a escuchar una banda. Tenemos un par de músicos invitados, así que va a haber sorpresas. Y por ser un día muy particular el 24 de marzo, también estamos preparando un tema es castellano, vamos a intentar acercarnos a un tema del rock nacional alusivo a la fecha por que nos parece importante tener un espacio que tenga que ver con eso.

¿Que intenta aportar Inés al mundo?

Lo que te puedo decir es que intento a diario ser una persona íntegra y constructiva en todo sentido; en cuanto hago, pienso y digo. No se si aporta, es una lucha personal tendiente a ser un mejor ser humano a diario. No se si se lo aporto a alguien, sino que me lo aporto a mí en verdad.


PH: Ximena Ambrosioni.

Búsqueda