:: PERSONAJES
26/12/2018

Gustavo Taretto. Lo interesante del cambio

Taretto estudió cine, pero la vida lo llevó a desarrollar su carrera en la industria publicitaria. Durante 22 años fue creativo - 12 de los cuales, director creativo - en varias agencias y, mientras tanto, escribía y dirigía cortos y largometrajes. Entre ellos, el premiado “Medianeras” y “Las insoladas”, que fue estrenado en el Festival de Berlín. hace tres años que forma parte del staff de directores de primo, productora que, por quinta vez, fue elegida como la mejor del año en El ojo de Iberoamérica.

Gustavo Paretto hace tres años forma parte del staff de directores de Primo

Gustavo Paretto hace tres años forma parte del staff de directores de Primo

Inmerso en un momento donde el espectador ya no es el mismo, donde los formatos cambiaron, donde hay mucho de prueba y error, “todo se vuelve más interesante”, plantea Gustavo Taretto, quien está conforme con los tres años que lleva como director en Primo. Aprovecha sus años de creativo y vuelca esa experiencia en su nuevo rol con el sueño de crear una manera distinta de comunicar el contenido para una marca. Según él, los cambios no son buenos ni malos, “son cambios” y hay que vivirlos.

¿Cuál es hoy tu rol dentro de la publicidad?
Tengo 22 años de creativo y dentro de esos 22, 12 de Director General Creativo en varias agencias. No es nueva la publicidad para mí, pero sí estar en una productora y en el lugar de un director. Lo que no es nuevo tampoco es que mientras estuve en las agencias hice dos largometrajes, hice varios cortos y se corresponde esta etapa con lo que estudié antes de empezar en publicidad, que fue cine. Hubo una historia bastante larga que en algún momento se transformó en esta nueva manera de vincularme con la publicidad que es desde el lado de la dirección.

Teniendo en cuenta los años que tenés en el mundo de la publicidad ¿Cómo ves hoy todo el universo de la tecnología y qué tanto más fácil o difícil es hacer publicidad y producir para publicidad?
En cuanto a producir quizás la dificultad más grande es que cada vez se tienen recursos más limitados. Yo trabajo desde los 90 y me doy cuenta que los recursos bajan, hay menos dinero para hacer las cosas y la expectativa sigue siendo la misma o mayor. Lo mismo que hoy se filma en dos días, hace tiempo atrás se filmaba en tres o en cuatro. Eso es una dinámica que ha cambiado. Lo que siempre sostiene eso es la pasión porque la gente le pone tanta energía que no se termina notando, pero lo que suplanta la falta de dinero es el esfuerzo de un montón de personas.

En el caso de las productoras ¿Cómo se reinventan o cómo deberían reinventarse para resistir a esta nueva era de nuevos formatos y de redes sociales?
Creo que hay mucha prueba y error también con todo esto. La realidad es que si las productoras durante muchos años vivieron de los bienes que le llegaban de las agencias y hoy esos bienes llegan menos y no les alcanzan, van a salir a buscar nuevos horizontes.

¿Cómo te llevas con esta nueva era? ¿Crees que complica el trabajo de ustedes, es importante adaptarse a estos nuevos tiempos?
Soy un director, no tengo una productora. Yo fui creativo junior, fui Director Creativo, fui Director General Creativo, hice una película, cortos, dirijo comerciales. Me fue muy bien en los tres años que empecé y estoy muy contento con el resultado. Me imagino que voy a sobrevivir de todas maneras. No sé muy bien hacia dónde va todo, pero sé que está cambiando y hay algo de eso que me resulta interesante. Las marcas existen, van a seguir existiendo, tienen que comunicarse con sus consumidores y no necesariamente tienen que venderle. Nosotros ayudamos a comunicar lo que quiere el anunciante y estamos en ese vínculo. Siempre va a existir ese vínculo. Lo que sucede hoy es que las fórmulas viejas no están funcionando y hay que resignificarlas porque hoy no tenes un espectador. Siempre va a haber una marca y un consumidor que se tengan que encontrar y siempre vamos a estar en el medio las productoras y las agencias. El consumidor ya no es la persona predispuesta como antes. Pero eso no quiere decir que la publicidad deje de existir, simplemente que de esta manera que se estaba comunicando provoca rechazo en algunas personas y hay que encontrar otra manera de seguir comunicando.

¿Cómo fue este año para vos en los trabajos que desarrollaste para la productora? ¿Algún trabajo puntual que puedas destacar?
Fue un año muy bueno porque trabajé un montón. A mí me gusta mi trabajo como director porque lo estoy disfrutando desde otro lugar y estoy aprovechando toda la formación que tengo como creativo. Me resulta más interesante participar como director, conociendo las internas de las agencias, de los clientes, entender al mercado. Hice muchos trabajos muy buenos como director general creativo, campañas que han sido significativas en la historia de la publicidad. Eso me resulta una cosa muy interesante para poder seguir en la industria y aportando cosas desde otro lugar. El trabajo más destacado del año es el comercial de Coca Cola, el de “Te tocó nacer acá”. Es una oportunidad que me brindó la productora de participar y un cliente con el que trabajé e hice como 30 comerciales como creativo de Coca. Fue algo que me tardó en llegar, pero en el tercer año se dio y me pareció una experiencia muy linda. Es una marca que yo quiero mucho.

De cara al próximo año ¿Cómo lo ves? ¿Crees que van a seguir en la misma línea en cuanto a caudal de trabajo?
Yo espero que el país mejore porque es muy importante para nosotros. Todos los proyectos que hoy están contenidos o se caen o no resultan viables, tienen que ver con la economía del país. Por otro lado, lo que está sucediendo es que me están empezando a salir trabajos en otros países en los que la productora tiene oficinas y es una experiencia interesante. Uno se enriquece filmando en otros lugares, conociendo locaciones distintas, te refresca el espíritu y tu mirada tiene un valor interesante porque ves otras cosas. Te nutre para volver y hacer lo que aprendiste trabajando afuera.

Hablábamos de que el consumidor ya no es el mismo y hay muchos más formatos y canales ¿Cómo se puede innovar? ¿Qué tan importante es la creatividad para llamar la atención de ese consumidor distraído?
Siempre hubo que seducir, nadie consigue nada si no sabe cómo seducir. El ingenio y la creatividad son fundamentales. Yo tengo esperanzas de que las cosas van a ser más interesantes. Me parece que cuando no tenes una persona predispuesta del todo a escucharte, es mejor porque te desafía mucho más. La publicidad ha pasado por muchos procesos y todo puede estar viciado de publicidad. Ojala las marcas lleguen más al mundo de los contenidos, al de la ficción. Son procesos muy lentos porque estuvimos acostumbrados a la tele, gráfica, radio y ahí se acababa el espectro. ¿Por qué existen las redes sociales? ¿Por qué confío más en la opinión de tal persona que en un crítico de cine o especializado? Está todo en cuestionamiento. Cambió el sistema de valoración y comunicación. Antes mirabas la tele, veías el diario, andabas por la vía pública y nada más. Ahora hay millones de cosas. No podemos seguir pensando las cosas como las pensábamos. La persona a la que le hablábamos no es la misma, tiene el mismo rol, pero no es lo mismo. Algunos lo entienden más rápido y a otros les va a costar más. Yo sueño y deseo en hacer un contenido para una marca, con una agencia en el medio, desarrollos de ficciones cortas, que se salen del formato tradicional, algo más amplio y distinto.


Mirá la nota completa en la edición #133 de Revista G7
Foto: Fabián Sans

Búsqueda