Gorda. Una comedia cruda que desnuda nuestros prejuicios

La exitosa obra que fue vista a sala llena en Barcelona, New York y Buenos Aires vuelve a la calle Corrientes a partir del 30 de Abril de jueves a domingos. Kari Hernandez, Tomás Fonzi, Sofía Gala y Alberto Ajaka, sus protagonistas.

Tomás conoce a Elena casi por casualidad y sin buscarlo comienzan una apasionada y poderosa relación. Él nunca estuvo con una mujer como ella; frontal, inteligente, seductora y gorda. Mientras lucha contra la mirada de sus compañeros de trabajo, su ex novia y con sus propios prejuicios, queda atrapado en una feroz pelea interna en la que pondrá en riesgo su presente, su futuro y también su felicidad.

Según Emiliano Dionisi, Director de la obra, cuando camina por la calle, le gritan comentarios por ser flaca. La miran sin pudor cuando sube a un transporte público, en las butacas del cine, o cuando se sienta a comer en un restaurante, por ser flaca. Sufre en su trabajo por ser flaca. No consigue ropa que comprar, y tampoco le paran los taxis en la calle, por ser flaca.

¿Suena absurdo? Ahora re lea el párrafo anterior cambiando “flaca” por “gorda”… sigue siendo absurdo, pero extrañamente familiar. Entonces ¿Por qué naturalizamos estándares que no podemos cumplir? ¿Por qué intentamos encajar en una sociedad que no está construida a nuestra imagen y semejanza? ¿Por qué nos pesa la mirada de los demás? Quizá de eso se trate, de definir quiénes somos a través de la lente de quien nos mira. Quizá para eso somos crueles, para aprovechar el placer inmediato de nuestra venganza silenciosa, la cachetada que nos corresponde devolver. Y acá estamos, haciendo que la rueda siga girando, sin apartar la vista de los demás, y así evitar ponerla sobre nosotros mismos y descubrir que tan horrendos podemos llegar a ser.

“Gorda es una comedia cruda. Una obra que nos desnuda frente a nuestros prejuicios. Lo más interesante es que plantea temas incómodos, pero no pretende enseñar, o bajar línea, nos los enrostra y lo peor de todo, es que nos hace reír. Es bastante perversa ahora que lo pienso”, dice Emiliano.

 El espectáculo funciona como espejo que amplifica, pone la lupa sobre las relaciones; las de pareja, la amistad y las laborales y como somos con cada uno, o como pretendemos ser y lo mal que nos sale a veces. Es muy difícil combatir con los propios prejuicios, sobre todo si están tan arraigados a nuestra vida y a nuestra forma de ver el mundo, y a veces ser consiente de ellos no es suficiente, como el amor, en la obra se dice “A veces con el amor no alcanza” y por paradójico que suene, me parece de las ideas más agresivas con las que nos enfrenta la pieza; a veces no podemos con nuestra peor parte, y si nos descuidamos, puede terminar ganando. 

“La propuesta de volver a montar este texto ahora, en un momento donde socialmente nos estamos revisando, es muy valiosa. Creo que más que nunca nos tenemos que seguir preguntando cosas y metiendo el dedo en la llaga, que es lo mejor del teatro”, sentencia. “Creo que el espectador va a poder encontrarse ahí arriba, retratado en algún lugar por estos seres, que son graciosos, que quieren ser mejores personas, pero que no les sale demasiado bien. Es una obra sobre gente imperfecta, y eso nada tiene que ver con el cuerpo”.

El título en ingles de esta corrosiva obra de Neil LaBute es “Fat pig”, es decir, “gorda cerda”… ¿Incomoda? ¿Intimida? ¿Duele? Buen provecho.

¿Qué significa protagonizar esta obra? 
Kari Hernandez: En principio una emoción inmensa. La vi hace 11 años en el Paseo La Plaza, y recuerdo que dije “Ay! como me gustaría actuarla”. Y hoy me veo interpretando a Elena y me parece un sueño constante. “Protagonizar” me parece una palabra un poco graciosa, siento que los cuatro personajes hacen que GORDA sea la obra que es. Ahora, para mi mamá es otro cantar. ¡La nena protagoniza su primer obra en Calle Corrientes!

¿Qué sentís que pasa con este tipo de obras en las personas?
Kari Hernandez: Esta es una obra que da de qué hablar. Lo espectacular del teatro es salir de ver una obra, ir a comer y debatir sobre lo que se acaba de ver. GORDA, es así. O por lo menos lo fue para mi cuando la vi. No podía creer lo que había visto. Y hoy la leo, la estudio, y me sigo debatiendo internamente. Un tema que parece simple y cotidiano como “el amor” se torna complicado. Es imposible no salir de verla sin cuestionarte un poco. Sin preguntarse cómo es uno y que haría en determinadas situaciones. Claramente GORDA invita a la reflexión y eso es hermoso.

¿Qué tan importante es que la ficción se meta con temas de actualidad como sucede en este caso con el bullying, el feminismo, la discriminación?
Kari Hernandez: ¡100% fundamental! Hoy la información llega a través de los medios y de las redes sociales, generar ficciones que concienticen es sumamente importante. Somos tan ciegos como sociedad que a veces creemos que lo que no vemos no existe. Aunque crea que los cambios tienen que venir de otros lados, siempre suma mostrar otras realidades, contar cómo viven los seres no hegemónicos. Estamos en un camino de cambio y eso es precioso, ojala en poco tiempo ya no tengamos que hablar del bullying. Ojalá en poco tiempo yo pueda contestar la misma pregunta que se le hace a cualquier otra mujer como yo, sin tener que hablar de la lucha y de los derechos, que por cierto deberían ser para todos iguales.

 
Sin comentarios aún

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscribite

* indicates required
/ ( dd / mm )