:: BRúJULA
18/06/2019

GEOMETRY. PASIÓN POR EL HACER.

A pocos meses de su desembarco en la agencia como CCO, Tony Waissmann va cosechando muchos reconocimientos por sus campañas. En ese camino, y con la premisa de generar ideas relevantes, va contagiando de esa motivación a su equipo para que las buenas ideas vean la luz. Prefiere hablar de una necesidad de expansión por parte de las agencias y no de reinvención. “Lo que todos hicimos hasta hoy es lo que nos va a permitir ampliar el pensamiento, ampliar la mirada, sin ese back sería imposible seguir. Por eso, prefiero hablar de expandirse y no de reinventarse. Tener una mirada más amplia, estar abiertos a absorber cosas nuevas”, remarca.

Tony Waissmann para G7

Tony Waissmann para G7

¿Qué te apasiona de la publicidad?
Me apasionan las ideas. No solo la publicidad, porque hoy, como palabra, no abarca todo lo que podemos pensar. La pasión es lo único que te mantiene en este laburo y hoy intento no solo generar un clima donde las buenas ideas surjan, sino que esas ideas, vean la luz. Me apasiona que una idea se haga, que salga. Me apasiona un cliente apasionado con las mismas ganas que yo, me apasiona la gente involucrada y riesgosa en su pensamiento, me apasiona pensar: “no sé cómo, pero lo vamos a hacer”. Me apasiona escuchar un equipo y desear que esa idea que me van a contar me apasione y sino, me apasiona pensarla con ellos o solo, pero que aparezca. Soy pura pasión y ganas, y espero contagiar eso al equipo que me rodea. Me apasionan las buenas noticias, cuando un cliente me mira y me dice “me encanta”, ahí me enciendo, siento que nada nos puede parar como equipo. Me apasiona que a la gente le guste lo que hacemos.

¿Cómo ves la creatividad hoy?
Cada día que pasa siento que es mejor para pensar, que todo está por hacerse, que cada vez tenemos más herramientas y menos “no se puede hacer”. Encontrar algo nuevo se vuelve más difícil simplemente porque uno está al tanto de todo lo que se va haciendo o se hizo, al menos lo intenta, pero lo que se hizo no es nada en comparación con el terreno virgen que hay hacia adelante. Lo que sí veo es que entramos en un discurso de “esto no va más”, “aquello es lo que sirve”, “esto se murió”, “lo que viene es esto”, y no me gusta. Lo que sí me gusta es que una idea me pare de la silla y confiar en ella, que sienta que puede ser relevante para solucionar un problema de comunicación o de negocio para un cliente de una manera única, original, nueva, atractiva, con repercusión, curiosa, con intriga, pero, sobre todo, disfrutable para hacer y para aquellos que estén expuestos a ella. La adrenalina de este trabajo me mantiene activo, atento, despierto e ilusionado por lo que va a venir.

¿Cómo se tienen que reinventar las agencias para ser competitivas?
Creo que las agencias están compuestas de gente y son ellos que tienen que reinventarse. Sin embargo, lo de reinvención es injusto porque lo que todos hicimos hasta hoy es lo que nos va a permitir ampliar el pensamiento, ampliar la mirada, sin ese back sería imposible. Por eso, prefiero hablar de expandirse y no de reinventarse. Tener una mirada más amplia, estar abiertos a absorber cosas nuevas, a dejarse sorprender, a probar más cosas, a escuchar  a otras personas, a otros perfiles, a intentarlo de una forma distinta una y otra vez.

¿Cuáles fueron los trabajos más desafiantes que has tenido en tu carrera?
Todos son desafiantes, pero el desafío más importante para alguien en este laburo es aprender a confiar en sí mismo, a sentirse seguro, a probar cosas, a no tener miedo a equivocarse y a tomar riesgos, pero siendo absolutamente consciente de eso. El mayor desafío es lograr un estado de gran seguridad y confianza como el que siento que estoy atravesando desde hace unos cuantos años.

¿Cómo sentís que evolucionó tu carrera en estos últimos años?
Fui dando pasitos, todo comenzó con la carrera de Diseñador Industrial, ahí me recibí, y luego, me metí en publicidad. Hoy puedo decir que agradezco haber estudiado Diseño Industrial primero porque me sirve mucho en esta actualidad de la comunicación.

Mi carrera, con el correr de los años fue evolucionando, creciendo y después de haber trabajado en once agencias creo que hoy es un gran momento, en lo personal y profesional.

Estoy en una agencia “guante”, es decir, que me calza bien, me siento cómodo, y para mí sentirse asi es clave. La comodidad es todo para poder pensar y esa comodidad te propone encarar enormes desafíos con una tranquilidad activa, observando el escenario pero con toda la energía que puedas tener puesta en eso. Como dije, a las agencias las hace la gente y creo que en Geometry formamos un buen grupo en este momento donde somos muchos que buscamos la excelencia en todo: ideas, procesos, pitchs, negocio, reputacion, relevancia.

¿Cómo fue tu llegada a Geometry?
Mi llegada primero surgió para hacerme cargo de la creatividad de Volkswagen, ya que entraba la agencia en pitch. Durante más de un año estuvimos con eso hasta que el pitch se volvió global y seguí trabajando, pero llegó un momento en que ya estaba cómodo en la agencia y tanto Germán Yunes, quien me convocó la primera vez, como Karina Aiello, me ofrecieron hacerme cargo de la creatividad de toda la agencia y acepté. Hoy tenemos muchas marcas, ganamos muchos pitchs, tuvimos excelentes reconocimientos, tenemos clientes de todos los tamaños, con todo tipo de desafíos y con actividades en todos los medios y formatos.

¿Qué buscan hoy las marcas?
Ser relevantes para que las quieran y por eso las elijan. Que no sean publicitarias, que no sean falsas, que no sean de madera balsa. Que sean criteriosas en el tiempo, que no se acomoden a las modas, sino que hablen sobre lo que creen de verdad, que no se le note la “hilacha”, que sean reales, que no invadan y que estén siempre al lado y no adelante.

¿Qué deseas para lo que viene?
Deseo que las ideas buenas siempre vean la luz, que haya menos ideas geniales en los cajones, que me den envidia cientos de trabajos de otros y poder generar trabajos que le generen envidia a todas esas grandes personas que admiro. Deseo que las marcas para las que trabajo estén orgullosas, que saquen el pecho, que se expongan, que se vuelvan cada vez más relevantes, que sigamos haciendo grandes trabajos junto a ellos y junto a todos los clientes que en este preciso momento les abrimos las puertas para que trabajen con nosotros. Creo en el equipo más que en cualquier individualidad. Si tengo que resumir todo lo que es para mi este trabajo, la hago en ingles como lo dice nuestro logo. DO.


Fotos: Fabián Sans

Lee la nota completa en la edición 135 de RevistaG7

Búsqueda