Word of Mouth, una estrategia muy poderosa

Tenemos claro que la pandemia ha puesto de relieve nuevos hábitos y formas de consumo. Pero lo que no es tan obvio es cómo mantener el engagement con los consumidores que, cada vez más, buscan nuevas formas de entretenimiento, comunicación y compra por redes sociales.

Acá radica el desafío. Porque los consumidores tienden a inclinarse más por opiniones y recomendaciones de sus pares. Y es que no hay mejor que aquella que te hace un amigo o un conocido.

La clave hoy son los microinfluencers. O mejor dicho, la clave está en trabajar juntos de manera estratégica, porque su aparición no es nueva.

Las acciones de estas personas con poca cantidad de seguidores se destacan por el impacto que tienen en la comunidad. Porque en la era digital toma valor aquella recomendación que surge de otro usuario por el cual nos sentimos representados. No por un influencer que tiene millones de seguidores y que es casi impensado y hasta improbable, que pueda responder a cada mensaje que recibe, por ejemplo.

Así, los nano y microinfluencers tienden a generar mayor interacción porque su audiencia está más pendiente de lo que publican, y conectan con ellos en un nivel más profundo generando mayor compromiso y credibilidad.

Generalmente son referentes que crean contenido con aquello que de verdad consumen y se identifican. Acá debemos ser muy cautelosos y elegir a aquella persona que sea 100% compatible con los valores de nuestra marca. La relación tiene que ser real y genuina. Y el contenido también.

¿Beneficios de trabajar con nano y microinfluencers? Muchos. Solo debemos saber cómo.

Es importante adoptar la idea de que los creadores de contenidos hoy ya no son solo los medios de comunicación tradicionales. Sino aquellas personas que han sabido encontrar un espacio en las redes sociales para expresarse, comunicar sus valores, pensamientos, sueños y frustraciones, además de reflejar sus experiencias personales.

Y, si bien el Worth of Mouth puede ser una buena estrategia, para que funcione la voz de nuestra marca debe ser genuina y original.

Por Guadalupe Fuertes, Directora de Jolie, agencia de Brand PR de Untold_