:: PERSONAJES
23/07/2018

Thet Studio. Impronta marcada.

Salir de la zonas de confort, arriesgar. Escabullirse en sitios desconocidos. No se ocupan de ir detrás del “like” y son lo opuesto al mainstream. Buscan resultados exitosos a través del buen contenido y ser auténticos, como cada uno de los integrantes de THET. La llegada de un nuevo miembro al equipo se recibe desde la sed de aprender de otros, y eso es el ADN de la agencia: ser compañeros y escucharse. Diego Villanueva, o Pichi para quienes lo conocen, se sumó a esta orquesta rockera como el nuevo DGC que aporta bocanada de creatividad y palpita los mejores escenarios. “Pichi nos cayó como CJ a los Ramones.” nos cuenta Teban Kim, fundador de la agencia. Lee la nota completa en el #EspecialPublicidad

Thet Studio

Thet Studio

¿Cuál es el foco de Thet?
Teban: Generar contenidos de calidad para los clientes. La comunicación digital se está enfrentando a un desgaste en el que no se puede diferenciar el contenido hecho por profesionales de los amateurs.
Hay una saturación, se produce gran volumen de contenidos para el “likeo”. Nuestro foco está puesto en proponer material de calidad y original.
Por el otro lado, somos un equipo muy inquieto. No nos sentimos cómodos repitiendo una fórmula exitosa. Nos gusta arriesgar y escabullirnos en zonas que desconocemos.
A partir de esa búsqueda constante surge la creación de nuevos departamentos en la agencia, como Sentimenth o Tothem.
La primera es una agencia con vuelo propio donde damos soporte en el monitoreo de conversaciones online para que nuestros clientes tengan una visión global de la apreciación de su marca o producto.
Y Tothem es un departamento que surgió naturalmente a partir de nuestro afán de pensar y crear mascotas para nuestra agencia todos los años. De pronto, empresas y marcas nos buscaron para que les diseñemos mascotas. Lo que había empezado como un pasatiempo, terminó siendo un nuevo servicio de la agencia. En este sentido, ayudó mucho el hecho de toparnos a un gran diseñador industrial como lo es Hernán Ohashi, que trabajó entre otros para Hot Wheels. Ni hablar de su background oriental que aporta mucho a la cultura THET.
Nos interesa también hacer sinergia con otros profesionales para complementarnos a la hora de ofrecer nuestros servicios. Desde directores de cine hasta realizadores de ilusión digital, como los Gran Berta o los Hermanos Dawidson.
También nos nutrimos mutuamente y hacemos alianzas con agencias de PR como Alurralde, Jasper & Asociados.
Aprendemos mucho trabajando con otros profesionales.

Clau: Nos gusta dejar nuestra impronta en todo lo que hacemos. No nos quedamos nunca con la primera idea, sino que le damos una vuelta más para sorprender no solo a nuestros clientes sino también al público final que, al estar tan bombardeado de contenido en las redes, resulta cada vez más difícil captar su atención.

Thet Studio

¿Cuáles son los proyectos en los que hoy está la agencia?
Teban: Seguimos siendo una agencia de producción de contenidos y campañas digitales, así que mucho de los proyectos tienen que ver con eso.
Los clientes son muy variados: tenemos empresas de la industria de la televisión que quieren posicionarse en las plataformas streaming, centros de ski o empresas de consumo masivo que buscan una vuelta de rosca en su comunicación digital.
Pero los proyectos que más disfrutamos son aquellos que alimentan el espíritu de la cultura THET.
En tiempos donde toda la industria musical tuvo que cambiar a partir de plataformas como Spotify, acompañamos en la proyección internacional de una banda de rock como Carajo (www.carajoweb.com).
También somos parte de un megaproyecto sobre el origen de la fe, trabajando en conjunto con la fotógrafa Gaby Herbstein (www.believetosee.org).
Por otro lado, estamos trabajando en un proyecto de difusión de gastronomía oriental denominado Cocina Kenobi (www.cocinakenobi.com). Así como la música nos inspira, la buena gastronomía también. Y más si los sabores vienen de Asia, algo creo conocer sobre eso.

Mariano Heredia: Otro de los proyectos relevantes es la “internacionalización” de THET. Esto entendido como estar más conectado internacionalmente, crear lazos con profesionales de otros países y participar de proyectos y trabajos conjuntos. No implica un obligado crecimiento cuantitativo de operaciones, sino un crecimiento cualitativo y apertura de nuestra visión y punto de vista. Ya iniciamos actividades en Chile y tenemos importantes cuentas en el exterior.

Teban kim Thet Studio

¿Qué papel juegan las métricas en estos tiempos? ¿Sienten que hoy la buena creatividad se mide por likes?
Teban: Los indicadores nos ayudan a medir el alcance, el volumen de interacción y el tipo de discurso generado por una campaña creativa digital. Sin embargo, el éxito de una creatividad digital también está directamente asociado a la estrategia adoptada en cada red social.
Por ejemplo, una buena creatividad que circula en los medios digitales equivocados o en formatos inadecuados podrá obtener resultados por debajo de las expectativas.
Por nuestra experiencia, el motivo por lo cual un usuario reacciona o no a una publicación, necesita un entendimiento más profundo: las personas interactúan de formas distintas en cada red social, con cada formato y con cada contenido. Eso nos llevó a crear un departamento de Social Listening que forma parte del proceso creativo de THET.

Malu: Vivimos en una época en la que todo nuestro contexto es “medible”. Basta con sentarse a tomarse un café para que al rato Google nos pregunte qué nos pareció el lugar, lo califiquemos, subamos fotos si queremos. Lo bueno que está sucediendo es que los intereses de las audiencias ya pueden analizarse leyendo datos que son más que un pulgar arriba o un pulgar abajo. Las métricas actuales “nos cuentan” qué sentimos o pensamos respecto a lo que conversamos en nuestras comunidades. El desafío que tiene la creatividad frente a esta situación es descubrir que dentro de un un comentario o una reacción puede haber claves o indicadores que nos van a permitir que la historia que queremos contar llegue a la audiencia correcta.

Clau: La llegada al público está cada vez más monitoreada por las mismas plataformas, lo cual genera una necesidad de inversión para poder lograr ciertas metas.
El social listening es una herramienta muy importante en este momento para las redes sociales ya que puede corregir enseguida una pauta mal lograda o una mala recepción de una idea. El usuario de redes tiene muy asimilado el hecho de dejar su opinión, sobre todo, pero más aún de lo que no le gusta, por lo cual es interesante poder usar toda esta información que nos brindan “gratuitamente” para mejorar cualquier comunicación.

Pichi: Honestamente no creo en los likes. Me parecen un resultado absurdo. Solo sirve para los influencers. Creo que es una métrica fría y que tiene fecha de vencimiento. Si no es que ya venció. Creo mucho más en el “social listening” que por lo menos da métricas que incluyen sensibilidad y pueden permitir rápidamente ir perfeccionando una estrategia de redes. Creo que se viene una etapa de búsqueda de calidad por sobre likes. Creo que hay que empezar a medir si estamos transmitiendo bien los valores que tenemos como marca. Dejar de estar desesperados. Ir hacia el Brandformance. Ahí puede aparecer el resurgimiento y valoración del creativo publicitario. Porque para hacer cosas de calidad, hay que invertir.


PH:@fanianSans

Búsqueda