:: BRúJULA
19/06/2019

REBOLUCION. TODO TIEMPO FUTURO SERÁ MEJOR.

Lejos de la idea de que antes producir era más fácil, para Marcelo Burgos, Director de la productora, no ha habido mejor momento en la historia para dedicarse a las artes audiovisuales. “Reducir los medios estimula la creatividad”, remarca. “Quitar lo superfluo, lo que no está delante de cámara, lo colateral, ha des-aburguesado la producción. La creatividad es el motivo por el que da gusto rodar en Argentina”.

Rebolucion

Rebolucion

Para Ezequiel Ortiz, Productor Ejecutivo de la productora, hoy el foco está puesto en buscar nuevos desafíos, “al tiempo que consolidamos un equipo fuerte de desarrollo que, junto a los equipos creativos de las agencias, puedan ofrecerles a los clientes nuevos formatos y nuevos espacios donde comunicar”. Desde su visión, la tecnología “nos lleva a adaptarnos y a pensar las ideas de otras maneras, pero no hay que abusar de la tecnología”. Después de todo, lo que importa, según los voceros de la empresa, son las buenas historias para contar.

¿Cómo ves la actualidad de la industria de la producción en Argentina? ¿Y el de la creatividad?
Marcelo: No soy de los que piensan que todo tiempo pasado fue mejor, más bien lo contrario. Es verdad que los proyectos de gran escala son raros y que los presupuestos se han reducido, pero es algo que tiene más que ver con la realidad del país que con la industria de la producción en particular. Igualmente, he aprendido a verlo de otra forma: todos sabemos que reducir los medios estimula la creatividad. Quitar lo superfluo, lo que no está delante de cámara, lo colateral, ha des-aburguesado la producción. La creatividad es el motivo por el que da gusto rodar en Argentina, los guiones siguen siendo mejores. Hay menos, pero son mejores.

¿En qué se está haciendo foco para ser competitivos? ¿Qué es lo que hoy distingue y define el trabajo de Rebolucion?Marcelo: Lo que aprendo cuando vengo a rodar aquí es a producir con lo que es realmente necesario, es un aprendizaje que me sirve cuando ruedo en el resto del mundo. Hoy, para mí, el lujo es tener más tiempo de rodaje con un equipo reducido, lo inverso está obsoleto. Se es competitivo produciendo de forma creativa, haciendo equipo entre productor y director. Siento que quizás es en esto donde Rebolucion más ha crecido, en el trabajo en equipo. En que los directores saben de producción y viceversa. La experiencia ayuda a ser competitivo, ya que no se pierden el tiempo ni los recursos en pruebas y errores.

¿Qué tanto más fácil o difícil es hacer publicidad y producir para publicidad en un momento donde lo digital gana espacios?
Marcelo: No ha habido mejor momento en la historia para dedicarse a las artes audiovisuales. Hoy el acceso a los medios, tanto de producción como de distribución, es mucho más fácil. Hay un error que veo cometer muchas veces: para mí no hay distinción entre digital o tradicional, entre TV o internet, porque lo único importante sigue siendo lo mismo, contar una historia, tener algo que decir. Lo importante es lo que sucede delante de cámara, no lo son ni la cámara ni el canal de distribución. Si hay una buena idea o una buena historia, no importan ni el formato ni el soporte.

En el caso de las productoras ¿Cómo se reinventan o cómo deberían reinventarse para resistir a esta nueva era de nuevos formatos y de redes sociales?
Marcelo: Un poco como te decía en la pregunta anterior, la única reinvención o, mejor dicho, el único ajuste que hay que hacer es entender que ya no hay un receptor pasivo, por lo que lo que has de ofrecer ha de ser interesante, entretenido, atractivo. Desde la época de las cavernas nos sentamos alrededor del fuego para que nos cuenten una historia, esto era entonces, lo es ahora al mirar un móvil y lo será también cuando la señal sea transmitida directamente al nervio óptico o lo que sea que el futuro traiga.

¿Dónde está el foco de la productora este año?
Ezequiel: El foco está puesto en buscar nuevos desafíos, al tiempo que consolidamos un equipo fuerte de desarrollo que, junto a los equipos creativos de las agencias, puedan ofrecerles a los clientes nuevos formatos y nuevos espacios donde comunicar. En afianzarnos a nivel regional e internacional, un trabajo que está expandiéndose hacia los lugares usuales, pero también hacia otros que nos sorprenden y nos gratifican.

¿En qué están trabajando hoy?
Ezequiel: Estamos potenciando nuestra labor con los clientes con los que trabajamos históricamente, en distintos proyectos. Al mismo tiempo, buscamos nuevos clientes fuera de Argentina, fuera de la comodidad de lo cercano, para abrir nuevos horizontes con nuevos aliados estratégicos en los cinco continentes.

¿Cómo fue 2018 para la empresa? ¿Qué destacan de los trabajos realizados?
Ezequiel: El 2018 fue un año complejo, porque el trabajo estaba, se hizo, pero los réditos reales no fueron los esperados. Para toda la industria. Me gustaría destacar nuestro trabajo con Coca Cola, con Cablevisión. Para las empresas fue un año de transición, en un proceso que sigue hoy. Evalúan cómo, dónde y de qué manera invertir para que esas inversiones puedan ser medidas. Hacia ahí apuntan, y en el universo digital todo es, paradójicamente, más tangible.

¿Cómo trabaja hoy la productora desde el punto de vista creativo? ¿Cómo se adaptan a los nuevos tiempos de la publicidad, de la comunicación y del consumidor?
Ezequiel: Tenemos un grupo creativo muy importante que colabora con los directores en el desarrollo de sus ideas, un Head of Art que se junta con cada director para evaluar cada camino. Cada guión que recibimos la evaluamos de maneras diversas, nos adaptamos y buscamos nuevas herramientas y nuevos recursos. Estamos investigando constantemente sobre nuevas tendencias. Nos juntamos con los clientes, vemos hacia dónde van las estrategias y de esa forma nos nutrimos para establecer modos y formas contemporáneos para llegar al consumidor.

¿Qué le pide una marca a las productoras?
Ezequiel: Nos piden primero compromiso y también nos piden desafío. Quieren que, con nuestro know-how, los llevemos donde todavía no llegaron, más allá de que después lo acepten o no. Por lo menos en nosotros, como productora, confían. Saben que con nuestro trabajo pueden llegar a lugares nuevos, diferentes, innovadores.

¿Qué pasa con los presupuestos actuales?
Ezequiel: Creo que, con respecto a campañas integrales de TV, gráfica y digital, se han ajustado, por lo menos en Argentina. Quizá no se han ajustado tanto sino que se han mantenido en el tiempo, con las diversas crisis y la inflación en aumento. Disponemos, entonces, de menos recursos y contamos con menos tiempo. Sin embargo, nosotros mantenemos nuestro production value, usamos para ello nuestra experiencia y podemos ver los resultados en la pantalla.

¿Qué rol juega lo tecnológico en este momento?
Ezequiel: Lo tecnológico juega un rol muy importante en distintos aspectos. Por los diversos formatos que ofrecen los medios que hay, que están muy diversificados. Nos lleva a adaptarnos y a pensar las ideas de otras maneras. Siempre digo que no hay que abusar de la tecnología. Como dice Marcelo Burgos, lo importante es tener una buena historia para contar. La tecnología siempre ayuda, por ejemplo, para llegar a más personas en menos tiempo.

¿Cuán competitiva es Argentina como lugar para filmar?
Ezequiel: Creo que está súper competitiva, con las variaciones del valor de las monedas vienen de otros países a filmar. A nivel profesional, de equipos, de talento, Argentina es una potencia increíble. Por supuesto, como sabemos, la diversidad de paisajes que tiene atrae mucho a las producciones internacionales.

¿Cómo es posible innovar en la industria de las productoras de hoy?
Marcelo: Olvidándose de cómo se producía hace 20 años. Es un mundo nuevo donde reina la creatividad, no el dinero.

¿Cuáles son las mejores historias para contar?
Marcelo: Recuerdo una canción de The Smiths que decía “Quemen la discoteca y ahorquen al bendito DJ, porque la música que pone constantemente no me dice nada sobre mi vida”. Las mejores historias son las que nos recuerdan que somos humanos.


Lee la nota completa en la edición 135 de RevistaG7

Búsqueda