:: BRúJULA
22/06/2018

Puerta del Inca. La gran riqueza de la cultura peruana.

La cultura gastronómica de Perú, se posicionó como una de las más fuertes a nivel mundial. A esta tradición de sabores que se basa en influencias, podemos encontrarla en el pasaje Belgrano, San Telmo, un peaje obligatorio para los turistas y uno de los paseos más elegidos por los porteños. Puerta del Inca, responde a la demanda de acercar con fidelidad los sabores peruanos que enamoran al mundo.

La Causa, es uno de los clásicos peruanos que ofrece Puerta del Inca.

La Causa, es uno de los clásicos peruanos que ofrece Puerta del Inca.

La tradición culinaria de Perú, está formada por influencias de distintos continentes; las traídas de la Costa Atlántica de África, de donde llegaban los esclavos, las españolas producto de la conquista, pero las más fuertes son las migraciones de la cultura Oriental, esa fue una influencia madre; esta es la diversidad que permite que la gastronomía de Perú se renueve constantemente.
Los platos varían según la zona del país, pero en Puerta del Inca, con la especias y productos típicos, tiñeron el menú de sabores donde la tierra y el mar se fusionan perfectamente.

A cargo del Chef Luis Martinez Hizo, comenzamos con Cinco variedades de Ceviche, un más que clásico peruano, Causas, Carpaccio y Tiraditos, platos que cuentan historias. El Tataki de salmón, salmón sellado bañado en leche de tigre al ají amarillo y acompañado de batatitas glaseadas, es uno de los estrenos de la carta renovada. De este modo las entradas frías abren el comienzo de la noche. Para quien prefiera un comienzo calentito, un pulpo a las brasas, anticucho de langostinos o chicharrón de calamar (lo que en nuestro país se conoce como rabas), en Perú son típicos los Chicharrones, frutos de mar apanados fritos.

Para continuar, tenemos opciones de pastas y arroces como nombramos antes, de influencias europeas y orientales. Ravioli negro de salmón es la sugerencia entre las pastas, aunque también tenemos sorrentinos y lasagnas para lo más tradicionales. El arroz, el fiel aliado en casi todos los platos peruanos, no acompaña en el Risotto de hongos, de 4 langostinos y el debut: Risotto de lomo al salto, arroz en salsa Huancayna (la más deliciosa de las salsas apenas picantita) y trocitos de lomo. Arroz con mariscos con el toque cilantro que Perú sabe aportar.

También hay para los amantes de las carnes rojas, cuatro opciones de lomo, entre las que se destaca el tradicional Lomo Saltado propuesto al Pisco en este caso, un plato que se come en cada rincón de Perú, donde cubos de lomo se saltean en salsa de soja cebollas y tomates, acompañado de arroz y papas, el plato más típico de Perú.

 Puerta del Inca.

Pasamos al obligatorio: mariscos y pescados. Este es el gran recomendado porque tal cual como hablamos con Daniel, un mozo que además de amable sabe sugerir, es esencial que la pesca sea del día y fresca, y eso es lo que priorizan en Puerta del Inca. El sugerido por Daniel no podría haber sido más acertado: filet de trucha patagónica grillada en salsa provenzal con papines y batatas, estreno de la carta y una creación in-cre-í-ble. La Parrilla de Mariscos que trae pulpo, langostinos, calamar y filet de lenguado acompañado de verduras, o la Pesca del Día que la sirven embebida en salsa de langostinos con hongos de pino y champignones también son dos opciones que pueden mantener indeciso a cualqueira. Maremoto, langostinos envueltos en láminas de lenguado, cubos de salmón rosado, es el plato que hasta “Tonga”, el bartender, nos sugirió y es uno de los más elegidos por los clientes.

“Es muy difícil una carta de restaurante porque a un bar uno va a tomar, ya sabe lo que quiere. En cambio acá hay que hacer un mimo para que elijan un cóctel y no un vino, y ese cóctel maride perfecto con el plato que elijan”

Ya que hablamos de Tonga, no podemos dejar de nombrar la dedicación y amor con que fueron realizado los cócteles. En un principio pensé que el bartender era peruano, pero la mano mágica proviene de haberse rodeado con gente que sí lo era, y compartía con él las recetas exactas.
Las opciones son sumamente interesante y novedosas, y de hecho Tonga me cuenta que lo más importante para él es que la gente pruebe y se vaya satisfecho “si no es lo que esperaba, se lo cambiamos.”
Para llegar a la selección de la nueva carta de tragos, se pasó por un proceso casi de laboratorio: “hasta llegar a la carta hicimos pruebas desde enero. Pasé por casi 40 cócteles de los cuales fui haciendo uno por día y mandaba a las mesas en shot para que probaran, luego pasaba y les consultaba que les había parecido. De esta forma fui haciendo un testeo hasta que la terminé de armar.”

El Lima Mia acompaña perfecto el ceviche porque al ser picante el pepino suaviza, el trago es más aguado, baja el picor y logra el equilibrio. Las variedades del Sour, el cóctel más típico de la cultura peruana, son el Clásico, el Chichasour (la chicha es otra bebida clásiquisima) o el Saucosour. Un Negroni Trasandino con el toque de pisco Viñas de Oro acholado es una interesante fusión para los bebedores del Negroni. Incamatai otra exquisitez que lleva Pisco, jugo de naranja, de piña y amaretto luxardo cordial de flores de jamaica. Una poesía de sabores fusionados entre sí que son nuestro mejor sugerencia para acompañar los platos.

 Puerta del Inca.

Sin embargo para quienes no se atrevan a lo nuevo, están los clásicos de bares: Negroni, Gin Tonic, Aperol Spritz, Campari, Manhattan, Fernet, Mojito entre otros, recetas clásicas pero en manos precisas.
También una carta con más de 50 etiquetas de vinos, cervezas y bebidas típicas sin alcohol como una Limonada, Ice Tea y la protagonista Chicha Morada.

Para finalizar la noche, las sugerencias de postres son más clásicas lo cual se puede optar por la Degustación de Postres, o yo que soy fanática de probar sabores autóctonos, el Suspiro de una Limeña, postre típico de Perú.

Siendo una gastronomía que evoluciona apoyándose en sus influencias, la diversidad de materia prima, la pasión por el sazón de los platos y ese picor al que no estamos tan acostumbrados, Puerta del Inca propone minuciosamente que conozcas, sin tomarte un avión las exquisita cultura culinaria del Perú.


Dirección: Bolívar 373, San Telmo.
Más info en @puertadelinca

Búsqueda