:: BRúJULA
14/05/2020

Plataformas de suscripción y bibliotecas digitales, el gran descubrimiento de la cuarentena

Si algo ha generado el aislamiento es que miles de lectores se animen a la lectura de ebooks y audiolibros en plataformas de suscripción y en bibliotecas digitales. Cada vez son más las plataformas disponibles como la cantidad de suscriptores de sus servicios digitales.

Bibliotecas digitales

Bibliotecas digitales

La plataforma de suscripción Nubico ha informado que desde el inicio del período de confinamiento, las altas diarias en la plataforma se multiplicado por tres respecto al ritmo de altas habituales de los últimos meses, así como el consumo de libros que se ha incrementado en un 32%. 

Las altas en la plataforma eBiblio, el servicio de préstamos de libros electrónicos de bibliotecas públicas liderado por el Ministerio de Cultura y Deporte, han crecido un 129,82% durante las primeras semanas del Estado de Alarma decretado por el Gobierno debido a la pandemia de coronavirus, dándose de alta 18.323 nuevos usuarios hasta alcanzar un total de 32.431 durante el mes de marzo. Además del fuerte incremento en nuevos usuarios, los préstamos han aumentado en 24.827 y se han reservado 16.094 libros más que durante el mes de febrero. Igualmente, casi se ha duplicado el número de visitas a la página web de eBiblio hasta registrar 831.061 visitas.

Paralelamente, el catálogo digital de las bibliotecas públicas catalanas #eBiblioCat ha aumentado un 500% el número de visitas en desde el inicio del confinamiento, así como el préstamo de libros electrónicos creció un 150%, según ha informado el departamento de Cultura de la Generalitat. Este departamento ha aprobado la contratación inmediata de más títulos y licencias de uso por un valor de 120.000 euros para atender la creciente demanda de lectura de ebooks y audiolibros. En este mismo sentido, eLiburutegia, la plataforma de préstamo de ebooks y audiolibros de Euskadi, ha indicado que han captado el interés de 5.000 nuevos socios, así como más de 11.770 préstamos activos en las últimas semanas.

En este contexto, las editoriales deberían comercializar todo su catálogo de ebooks y audiolibros en las plataformas de suscripción como Storytel, Nubico, Scribd, entre otras, con el fin de beneficiarse del fuerte incremento que están experimentando las mismas, que alcanza ya casi el 20% del total de los ingresos digitales de las editoriales en ebooks y hasta el 80% en audiolibros.  

Los ingresos derivados de las ventas de ebooks y audiolibros durante la cuarentena no reemplazarán las pérdidas de las ventas en papel  debido al cierre de las librerías, pero colocarán al mundo del libro en el centro de atención e interés de los ciudadanos durante esta maldita #cuarentena.


Esta nota fue publicada originalmente en el sitio dodoce.com

Búsqueda