::PERSONAJES
24/07/2018

MOW. Debutar en Sónar.

La artista Madrileña Gabriela Casero, presentó su proyecto musical MOW en Sónar 2018 donde conversamos de música y de la vida con ella luego de su debut.

Mow

Mow

Hemos descubierto una artista joven, con mirada cristalina, de apariencia frágil y con una profunda sensibilidad, que nos confiesa como enfrenta sus miedos cada vez que se sube a un escenario.

Contanos qué es lo que haces y de dónde viene tu vocación por la música.

Ahora mismo estoy haciendo música un poco electrónica. Yo diría que es un POP, Grime-Pop, Electrónica.
Mi vocación por la música de toda la vida. En mi familia siempre se ha escuchado mucha música. Algunos de los miembros de mi familia son músicos. Me gusta mucho la música. Aprendí de música porque en casa había una guitarra rondando, creo que la trajo mi hermana. Aprendí un poco sola e hice algunas canciones. Al principio era todo más acústico, pero al final cuando montamos un grupo y tuvimos los medios, quise probar por algo más electrónico y aquí estoy.

¿El grupo con el que tocaron en Sonar como se compone?

MOW es la banda y somos cinco. Aunque últimamente parece que MOW soy yo, pero todos participamos. Aunque la canción la componga yo y tenga la idea bastante clara, cuando la trabajamos juntos, todos aportan sus cosas, entre todos decidimos, porque tampoco entramos al estudio con las cosas super-fijadas. La verdad es que definimos todo en el estudio que es cuando estamos juntos y vamos mirando las cosas entre todos. Así que MOW es un proyecto de cinco personas.

¿Cuál es tu rol en el escenario?

Yo canto y toco la guitarra. Justamente, porque las canciones las compongo con la guitarra. Luego está Dani que toca percusión, los pads y la batería. Luego está Luis en la guitarra, aunque guitarra cada vez hay menos, ya que está la mía y la suya. Y luego Ale es el bajista.

MOW

Por como lo contás, parece que es un proyecto en constante evolución…

Sí.

¿Hace cuánto empezaron y hacia dónde crees que van musicalmente?

Empezamos hace poco más de un año seriamente. Porque al principio no teníamos muy claro qué hacer. Pero como hemos decidido empezar a grabar un álbum, creo puedes ver una evolución desde la primera canción que hemos grabado. Al principio estábamos un poco buscando que hacer, probando. Hasta en un punto podríamos decir que hemos encontrado el camino. Así que, no sé a dónde va pero sé de dónde viene (risas).

Me das el pie para la próxima pregunta: para una música de tu generación, me gustaría saber ¿Cuáles son tus influencias? si es que las hay ¿O los sonidos que han servido de referencia para llegar a este momento de tu carrera?

Hago canciones acústicas, la mayoría son bandas como Angel Olsen. Aunque Angel Olsen no es una banda. Podría nombrar a Mitsky también, incluso Laura Marling. Son cosas más bien acústicas. Incluso un poco Folk y Rock si quieres. Y luego cuando quiero pasarlo a electrónica, busco un sonidos diversos. O sea, no me centro en un artista en concreto, sino que voy escuchando canciones y de repente oigo algo que me encanta y la sensación que me da eso quiero recrearla de “tal manera” y ahí me busco las formas. Pero sí puedo decir que escucho a Sea Oleena, que me gusta mucho. Me gusta también Giselle incluso cosas, entre comillas, más “horteras”, me refiero a algo que aunque pretende ser elegante o moderno, resulta vulgar, ordinario y de mal gusto, tipo un remix de los Beatles. Por ejemplo, lo escucho y digo “me encanta esto” entonces intento sacar el bajo u otro elemento. O sea, no tengo un grupo en concreto. La verdad es que no sé, viene de distintos lugares.

¿Qué significa para vos, estar debutando en Sónar apenas un año después de haber consolidado este proyecto?

Algo increíble! Es una ilusión. Pero no me tomo muy enserio a mí misma, así que no me asusto. No lo pienso mucho la verdad.

¿Y qué te pasa a vos una vez que estás ahí? Sobre el escenario, el público delante y a punto de empezar.

Terror! Es lo que me pasa (risas). Me pasan por la cabeza todas las cosas que podrían salir mal. Por absurdas que sean: si voy a vomitar o ¡Imagínate si me desmayo! Pienso en ello todo el rato y luego termina el concierto y no sé cómo lo he hecho, no sé qué ha pasado. Vuelvo a mí como si hubiera estado en shock.

MOW

Cada concierto parece un duelo frente tus miedos primarios…

La verdad es que sí, la paso bastante mal! Y luego lo vuelvo a hacer y digo: ¡¿Por qué me hago esto?!

¿Por qué te haces eso?…

Porque creo que me sentiría peor conmigo misma si dejase de hacerlo. Me diría “que tonta haz sido hija, por pasar un poco de vergüenza o por pasarla mal un rato”. Tengo la esperanza de que con el tiempo, se me va a ir pasando el terror y llegue un día en que esté súper contenta y ya.

Estoy seguro que sí ¿Has estado en Argentina?

No he estado nunca en América en general. Pero claro que me encantaría. Seguro que ya tocará.

¿Conoces algún artista que te interese de nuestra región?

Sí, me gusta Natalia Lafourcade. Luego escucho mucha música en inglés, por lo que a lo mejor algún otro latinoamericano que cante en Inglés.

¿Qué puede esperar el público cuando sale MOW al escenario?

Siempre que me hacen esta pregunta no sé qué contestar. Desde luego yo me centro mucho en la música durante el show y estoy concentrada en lo que estoy haciendo en ese momento y estoy como metida en mi misma. No estoy intentando hacer por fuera ningún tipo de show. Sin embargo los chicos que tocan conmigo, cuando tocan solos se llaman Astra; hacen muchos shows y se lo pasan bailando y festejando. Y luego cuando tocan conmigo, estamos todos como con mi energía del terror (risas). Pero creo que eso es porque estamos muy centrados en el sonido que queremos proyectar y queremos que salga bien. O sea que no es malo, quiero decir.


Escuchá MOW acá
Agradecimientos: Sónar Press
Gema del Valle @Subterfuge

.Búsqueda