:: BRúJULA
18/04/2019

Mamushka. Una nueva propuesta en la calle Corrientes.

Hablamos con Natalia Figueiras, guionista de la obra, para saber de qué se trata esta comedia que gira en torno a una familia que parece perfecta, pero, al parecer, no lo es tanto.

Mamushka

Mamushka

La obra  protagonizada por Flavia Palmiero se presenta todos los miércoles en el Teatro Picadilly (Av. Corrientes 1524, CABA).  El elenco, además, está integrado por Natalia Figueiras, Emiliano Figueredo, Ricardo Larrama, Thomas Lepera, Milagros Masini, Christian Sancho, Marcelo Serre y Goly Turilli.  
 
Un matrimonio que anuncia el final, intenta mantener la imagen de familia feliz y comienza a desmoronarse precipitadamente tras la desaparición de una joya preciada, una mamushka de herencia familiar. Mercedes, hace todo lo posible por descubrir al culpable.  Todo se narra desde el punto de vista de la protagonista, quien se sumerge en esos instantes de su vida, que la atraviesan como flashes descontrolados. Se presentan situaciones desopilantes entre los personajes y finalmente se revela algo tan crudo como irreal.  
 
 
¿De qué se trata la obra? ¿Con qué se van a encontrar quienes asistan a verla?
La obra se trata de como una familia que intenta ser perfecta pierde el control tras la desaparición de un objeto muy preciado, de herencia familiar. Entran en escena varios personajes para ayudar a encontrar al ladrón y restablecer el orden, lo cual genera el efecto contrario porque pasan cosas desopilantes entre ellos. El final es sorpresivo y deja un mensaje muy emotivo. La historia se mezcla con recuerdos de la protagonista, Mercedes, la madre, interpretada por Flavia Palmiero que brilla en escena.

El público se va a encontrar con una comedia linda emocionante y muy divertida. Tiene muchos condimentos y es una puesta muy moderna, ya que usamos los pasillos del teatro también, la música es original muy alegre y pegadiza, y hay alguna que otra coreografía desopilante porque los actores no son bailarines pero lo hacemos muy bien y es todo más dinámico.

¿Cómo es la experiencia de ser autora, actuar y producir la obra? 
Una experiencia muy linda, enriquecedora y agotadora también. La escribí de una manera muy natural, prácticamente los personajes se iban revelando solos, casi siempre a la madrugada me bajaban ideas y las anotaba, mismo un detalle muy importante del final, se me ocurrió después de un tiempito que ya tenía escrita la obra. Siempre me gustó escribir, me parece una experiencia muy íntima que uno después comparte con todo el mundo. Es muy loco, leer es como entrar en el espacio secreto o íntimo del autor. Eso que se expresa de una forma silenciosa después explota.

¿Con qué rol te llevas mejor? 
En ese sentido me llevo mejor con el de autor porque soy un poco tímida, me siento muy cómoda sola conmigo misma, pero soy una autora muy joven todavía. Pero a la vez esa sensación de olvidarme de todo y meterme en un personaje es lo que me apasiona realmente. Se necesita estudio y después una entrega muy grande y perder el miedo. Es lo que más me gusta. No siempre se logra pero ese es el desafío. Los actores son un poco masoquistas creo.

¿Qué es lo más difícil?
Eso. Perder el miedo y entregarse.

¿Cómo es ser mujer en esta industria? 
Me parece que estamos en un momento clave, porque la mujer está alzando la voz y por suerte eso uno lo siente a la hora de trabajar, todos estamos tomando más conciencia de situaciones que antes se normalizaban ahora no se permiten. En mi caso, tengo amor propio, una familia que siempre me contuvo y me guío mucho por mi intuición, siempre pude salir a tiempo de situaciones que me hacían ruido. Reuniones con representante raros, castings que no estaban buenos. Por suerte no empecé a trabajar de chica porque uno no tiene la firmeza ni la madurez suficiente para plantarse. Nunca me gustaron los castings de publicidades porque a la mujer siempre se la pone en el mismo lugar, así que muchas veces decía “voy un toque al kiosko” y me escapaba.

¿Ves cambios en este sentido?
Sí, totalmente. Estamos todos más cuidadosos. No hay que perderlo, ahora tiene que materializarse.

¿Cómo ves la cartelera local?
Está muy buena. Hay mucha oferta teatral y eso es increíble, porque realmente montar un espectáculo llevarlo a cabo, no es tarea fácil y mas hoy en día. Que los productores sigan apostando al teatro es muy valiente. Yo me considero valiente por llevar Mamushka a la calle Corrientes, es un trabajo artístico genial, pero también es un trabajo enorme de producción y contable. Tener tantos actores en escena es mucha responsabilidad. Pero estoy feliz, paso a paso. Ojalá sigamos por mucho más.

 

 

Búsqueda