:: BRúJULA
25/04/2019

Les Ivans y la máquina de la creatividad

Les Ivans Circo presenta una nueva propuesta que, en esta oportunidad promete convertir al Konex en un enorme laboratorio lúdico y experimental para compartir una tarde en familia. Teatro, danza, música en escena y artistas invitados son solo algunas de las sorpresas de esta compañía aclamada por grandes y chicos.

Les Imans y la máquina de la creatividad

Les Imans y la máquina de la creatividad

Les Ivans cumplen catorce años de carrera, y lo festejan con el estreno de su nuevo espectáculo, Les Ivans y la máquina de la creatividad. Un show inspirado en las fascinantes ilustraciones de Rube Goldberg, diseños que exhiben complejos mecanismos de causas y efectos, de acción y reacción aplicando conceptos de la física mecánica con desenlaces prácticos. Un nuevo formato que pone en la escena del Konex a cinco brillantes artistas y que combina mágicamente la ciencia y el arte, para que todos los recursos escénicos y expresivos estén en la función de conmover y estimular el “pensamiento original” y la “imaginación constructiva” de los espectadores.

Una sala llena de inventos, un espectáculo de circo para toda la familia dirigido Gerardo Hochman, que además, contará con música en vivo creada por Omar Giammarco.

¿Cómo surge este cambio de propuesta? 
Luego de realizar Buscando al amigo ideal, pensamos en cómo podemos seguir creciendo en el circo experimental para niños. Porque, en definitiva, queremos hacer algo nuevo y grande, arriesgarnos, crecer, expandir nuestras posibilidades y compartir con el público una experiencia única. Estábamos en ese proceso y un día vimos las ilustraciones y diseños de Rube Goldberg, y quedamos fascinados con el concepto de su obra, y finalmente, la tomamos como punto de partida. Así, comenzamos a crear, en una mesa chica que fue ampliándose a más de veinte personas, las que estamos gestando e inventando este nuevo mundo.
 
¿Cuál es el aporte de Hochman? ¿Cómo fue que él se sumara al proyecto?
Cuando nos dimos cuenta de la magnitud de este proyecto, coincidimos en que la obra debía ser dirigida por alguien que tuviera experiencia en puestas de formato grande de teatro y circo para toda la familia. Alguien que aportara poesía, dinamismo, inventiva y que potenciara las cualidades de Les Ivans. Un día, al llegar a nuestro espacio, ubicado en Villa Devoto nos miramos y al mismo tiempo dijimos las palabras mágicas: Gerardo Hochman. Lo más increíble es que en catorce años, nunca fuimos dirigidos y estamos teniendo una experiencia super nutritiva. Gerardo nos invita a jugar, a transitar coreografías acrobáticas y nos propone originales métodos de creación. Nos ayuda a seguir desenredando el ovillo de lana de la esencia de Les Ivans, aportando una visión contemporánea.
 
¿Qué le dirían al público con relación a la nueva propuesta? 
Simplemente, que los invitamos a vivir una experiencia única. El Konex se convertirá en un gran laboratorio lúdico y experimental ideal para compartir en familia. La participación de ellos será fundamental para el desarrollo del espectáculo. Es más, les recomendamos que traigan el celular cargado y “pilas” para hacer experimentos. Además, esta nueva aventura circense será interpretada por cinco artistas en escena. Ignorabus caminando en las alturas, Sabelotodus jugando con asombrosos experimentos y clowns musicales con instrumentos inventados. También habrá novedosos péndulos lumínicos, pantallas interactivas, rodados excéntricos, las aventuras de Trompoboy y la construcción de una gran máquina de la creatividad entre todos.
 
¿Cómo esperan que reaccione el público ante este nuevo espectáculo?
Queremos que el público disfrute desde que llega a Ciudad Cultural Konex. Que se sorprendan, rían y se emocionen. Que sean parte activa de la máquina. Que los niños se vayan a su casa atraídos por el circo y los experimentos. Sabemos que nuestro mayor desafío es estimular la “creatividad colectiva” para que a través de la asociación de originales inventos y conceptos de la ciencia podamos ayudarnos a transitar la vida cotidiana más felizmente.

Por Valeria Montenegro

Búsqueda