::COLUMNA
11/10/2017

"En la era del cambio lo importante es no quedarse quietos."

Por Alejandro Gowland, Digital Manager Accenture Interactive.

Columna, Alejandro Gowland

Columna, Alejandro Gowland

Hace unos días Google organizó un evento en California en donde presentó varios de sus nuevos productos: Pixel 2 (Smartphone), la nueva Chromebook, los Pixel Buds (headphones que además de tener el mejor sonido, ¡traducen en tiempo real a 40 idiomas!), Google Home, entre otros. Lo más interesante es que todos sus productos estarán conectados con Google Assistant, significando que, según Pichai, Google está acelerando su transición del enfoque Mobile first a AI first. Y esto, ¿cómo nos afecta como usuarios? En todo. Y, ¿en qué influye en la relación de los usuarios con las marcas? En todo. Y, ¿en la relación con sus dispositivos? En todo.

Todo parece indicar que la inteligencia artificial es lo que va a transformar nuestras vidas. Nuestra relación con dispositivos que usamos y sobre todo la relación que tenemos hoy (como usuarios) con las marcas. Seguramente en breve estaremos chateando o hablando con marcas como si fueran seres humanos (algunos ya lo hacen), solo por poner un pequeño ejemplo.

En 2014 (parece pre-historia, pero fue solo hace 3 años) tuve la suerte de ir a Google I/O, evento en el que se presentó, entre otras cosas, el Cardboard. Un pedazo de cartón que parecía que iba a revolucionar y democratizar la Realidad Virtual. Iba a cambiar nuestras vidas para siempre, la forma de producir y consumir contenido y, también, nuestra relación con las marcas.
En ese momento me hice las mismas preguntas a partir de ese lanzamiento. ¿Cómo nos afecta como usuarios? ¿En qué influye en la relación de la gente con las marcas? ¿Y, en la relación con mis dispositivos?
Las respuestas fueron similares, pero el paso del tiempo no me dió la razón (a mí y los a miles que se habrán preguntado lo mismo).
Hoy la realidad virtual no parece haber revolucionado (aún), con la velocidad que esperábamos, nuestra vida como insinuaba hace 3 años.

Si parecería que lo va a hacer la inteligencia artificial.

¿Será así? Ya veremos.

Lo importante es seguir haciéndonos preguntas, aunque las respuestas no sean las que siempre esperamos.
Acompañar a las marcas en su aventura por relacionarse con sus usuarios es lo que hacemos, y admitir que tenemos más preguntas que respuestas es, creo, un acierto. Estamos en la era de las preguntas y personalmente desconfío en quien tiene más respuestas que preguntas.
Estamos en la era del cambio constante.
Lo importante es no quedarse quietos.

.Búsqueda