El rol de las marcas en épocas de extremo caos, aislamiento y puro online

Acámica es una academia tecnológica que acompaña a las personas en su transformación digital. A partir de carreras modernas y ágiles, de tan solo 7 meses de duración, y en colaboración con los referentes de la industria tecnológica, busca cerrar la brecha tecnológica de hoy que significa una oportunidad de empleo para miles de personas. Desde 2013 ofrece experiencias de aprendizaje 100% remotas, incorporando luego el formato semipresencial. «Contar con ambas propuestas de capacitación, online y semipresencial, nos permite estar preparados, ser flexibles y ágiles para dar solución al desafío educativo de la actualidad alrededor del coronavirus», aseguran.

El objetivo de “Café Acámica” es debatir ideas. Hoy el fenómeno COVID-19 exige que esas ideas lleguen a distintos ámbitos pues la pandemia ha dado lugar a un nuevo escenario en el cual las marcas y todas las personas nos vemos afectados. Es tiempo de reinventarse, de cambiar mentalidades, de salir a flote entre todos. Para indagar en ello, precisamente, Connie Ansaldi, CEO de Afrodita, Caro Alzate, CEO de OpenLAB, y Pepe Sayus, Director de Mutato, compartieron sus puntos de vista.

Connie Ansaldi

“Esta es un situación nueva para todos, porque cualquier cosa que nos hayamos podido imaginar previamente a esta época en tiempos de crisis, no se asemeja ni de cerca a lo que estamos viviendo”

“Es la primera vez, al menos en los últimos por lo menos cien años, que está todo el planeta metido adentro de sus casas”

“Una situación histórica para todas las marcas y para todas las personas, y requiere de la activación y de la creatividad de todos a todo nivel”

“Va a haber muchas marcas que puedan reinventarse y salir adelante, pero lo cierto es que todas van a verse afectadas. Cuando digo afectadas, no lo hago con una connotación negativa, sino que me refiero a que esta transversalidad y la coyuntura que nos toca vivir va a hacer que nos encontremos frente al desafío de acercarnos a nuestros clientes y a las personas con las que habitualmente nos conectamos, de una manera diferente”

“Esta pandemia nos ha equiparado a todos, nos ha puesto a todos al mismo nivel. Y el miedo que muchos tenemos ha hecho que algunas personas tarden más tiempo en reaccionar y otras hayan reaccionado más rápido”

“El gran desafío de las marcas hoy en día, no importa su tamaño, es conectarse con sus clientes desde un lugar positivo, nutritivo y de aporte”

“Este es el momento de marcar una diferencia, porque las marcas que lo hagan van a ser las que queden y las que nosotros vamos a sentir que están cerca de nosotros”

“Es un momento único para que las marcas y las personas generemos contenido de valor, que sume y que no contribuya al caos y a la paranoia”

“Una oportunidad única para convertirte no solo en una marca exitosa por tu producto, por tu servicio, que hoy por hoy ya no importa tanto, sino también por ser un referente desde la cultura de marca y las ideas que transmitas y desde el acompañamiento. Hoy más que nunca, el factor humano es vital. Poder transmitir esa humanidad y esa cultura a las personas que te consumen, que te siguen y que te guían, es un factor clave”.

“También es un excelente momento para ampliar el público objetivo porque hoy más que nunca todas las personas estamos mirando, buscando referentes y buscando líderes. Creo que de esta gran crisis van a surgir los nuevos líderes, que no hay prácticamente desde los años 60s”

“No es momento de vender nada, pero sí es momento de aportar cercanía, de aportar solidaridad y de aportar estrategias y los conocimientos que cada marca posea”

Carolina Alzate           

“Es la primera vez en la historia en que sentimos empatía por el otro. Porque realmente estamos viviendo lo que el otro está viviendo. Es la primera vez en la historia que un virus nos invita a entrar dentro de nosotros”

“En este momento van a cambiar todas las formas de comportamiento que tenemos como consumidores. Y a eso las marcas le deberían responder”

“Como consumidores estamos buscando que algo nos dé sentido. Ya no tiene sentido tener el auto aparcado, ya no tienen sentido las marcas de lujo…no tiene sentido porque ya no me satisface, no me llena. Estamos en búsqueda de propósito”.

“Empieza a aparecer un dolor muy fuerte que es el dolor emocional. Eso que no mirábamos porque nos estábamos ocupando solo del dolor racional, del cuerpo físico”. “Aparece otro dolor: el dolor social. Desmitificamos mucho lo físico porque le dimos mucha prioridad a lo digital, y es lo que hoy nos permite estar conectados, gracias a dios. Pero al mismo tiempo, no tenemos fisicalidad, y hoy la extrañamos y ahora se vuelve relevante, cuando le habíamos dejado de dar valor”.

“Creo que las marcas pequeñas y de emprendedores que tienen a sus dueños ahí son las primeras que han dado el giro. Que han empezado a hacer donaciones porque están en un nivel de empatía más alto y se han empezado a unir por una causa”.

“Las marcas deberíamos estar hablando de ese sentido, de ese propósito, de las emociones, de empatía, de reinvención, de creatividad y de cómo ayudar a las personas para sacar provecho de esto y volverlo una oportunidad para ellos como personas y trasladarlo a sus negocios”

“Creo que estamos en un proceso que de cierta manera es muy bonito porque es un momento de muerte para volver a nacer y dejar atrás costumbres, hábitos, estrategias, sistemas de pensamientos, relaciones, y enfrentarnos a un renacer que nos invita a crear marcas que den un valor desde lo humano, desde lo emocional y desde lo que a las personas les interesa en este momento”.

“Las marcas que en este momento están tratando de monetizar per se, simplemente por monetizar, es un poco ofensivo, porque va contra la humanidad”

“Hay que entender que si tu marca no tiene que decir nada importante con lo que está pasando hoy, quizas es mejor que se quede callada unos días hasta que entienda qué tiene para decir”

Pepe Sayus

“Lo primero que hay que sentarse a replantear en estos tiempos es la estrategia de cualquier marca, sea pequeña, mediana o grande. No en un todo sino en una parte, porque hay un contexto totalmente nuevo y negativo para todo lo que significa crecimiento y expansión”.

“Las empresas más grandes deberían redefinir sus objetivos desde la parte cualitativa, ya que tienen espalda para eso. Y tienen esa capacidad de generosidad. Tienen que darle lugar a la sociedad y entender el rol que tienen”.

“Todas las marcas deberían mirar su faceta de servicio. La gente no tiene intención de consumir. Y ahí entender qué le queda correcto como servicio a la marca”

“Lo que me parece que no tiene que pasar es que la marca trate de ser oportunista. Es momento de generosidades, de dar un paso atrás y ver de qué manera las marcas desde un segundo lugar aportan”

“La ayuda tiene que venir de todos lados, no desde el estado exclusivamente, ni de arriba hacia abajo, sino que hoy más que nunca es importante el concepto de red, de todos conectados con todos”

 

 

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.