::PERSONAJES
05/06/2018

Diego Martinez. El oficio de la mirada.

Diego Martinez es realizador, director de arte, dibujante, pero lo define ser artista del papel. Ha realizado cientos de instalaciones para marcas como Jessica Kessel, Cher, Kenzo, LATAM, Pantene, Samsung, Netflix y podríamos seguir enumerando. Me recibe en su departamento donde tomamos un té, fiel a su amor por la cultura oriental y donde nos rodean figuras, hojas y largas tiras todas hechas en papel. Estudió en la Escuela Superior de Diseño Gráfico de Rosario y hoy en día es el artista de paper-craft más solicitado del país. Para Diego no hay límites si hablamos de arte, y mucho menos si se trata de hacer alta costura para Kenzo Takada.

Diego Martinez

Diego Martinez

Contame a qué te dedicas.

Hago muchas cosas que están ligadas entre sí, el arte y el diseño son para mi la clave más importante en todos mis trabajos, desde la idea inicial, hasta el resultado final. Con el tiempo fui desarrollando y aprendiendo estos oficios, en la mayoría adquiriéndolos de forma autodidacta; moda, vidrieras, visual, ambientaciones, instalaciones, publicidad, teatro, me abren un amplio campo de posibilidades. A esto lo defino como “el oficio de la mirada”, que es construir la mirada con los conocimiento que uno va incorporando y nutriéndose a través de libros, arte, películas, música, arquitectura, literatura, etc.

¿Cuándo comenzaste a trabajar con papel? ¿Desde pequeño intuías algo con el material, o la vida te fue llevando?

Si desde chico lo intuía porque siempre me gustó el papel y el cartón, construía maquetas con edificios de cajas de cartón que las obtenía en el almacén de mis abuelos, después las quemaba (risas) era un pirómano.
El papel lo empecé a trabajar por una vidriera que tenía que realizar. El trabajo consistía en unas enormes cabezas de aves impactantes de colores y texturas que iban puestos en las cabezas de los maniquíes, ahí sentí que era lo que me apasionaba y empecé a trabajar profesionalmente el papel, antes de empezar ese trabajo hice un boceto, busqué texturas, estudié las aves y las empecé a realizar como un artesano del papel. Y me gustó tanto que no me quedó otra opción que seguir mi vida con los papeles.

¿Cómo es el proceso de realización de instalaciones grandes? ¿Bocetas o te mandas directo al papel?

Soy un poco un kamikaze japonés, me mando con tijera en mano, tipo “El hombre manos de tijeras” de Burton. Hay clientes que me piden bocetos y otros no, trabajo mucho con referencias de proyectos anteriores o propongo ideas pero por lo general re confían en las propuestas que hago.

¿Qué pasa luego con esas instalaciones bellísimas?

En muchos casos las tiran, en otros algunos ambientadores las vuelven a usar en otros eventos pero no resisten más de dos o tres usadas, porque si no se guarda bien el papel se arruina. Generalmente de todo lo que hice, no hay casi nada. Hay unas instalaciones que hice a principio de año, unas gruyas de papel que las cuidan mucho y esas todavía se pueden ver. Pero el material es muy frágil. 

¿Te cuesta ver que se pierden?¿Tenés cariño por cada una de ellas?

Si. Cuando hacía locales y había que renovar todos los meses las vidrieras, me daba mucha pena desarmar esas instalaciones, pero yo sabía que era así. A veces me da lástima, pero otras simplemente encargos para una noche y luego se desarman. A veces he pedido que las dejen unos días más, por la pena que siento al desarmarlas, pero bueno el registro queda en al fotografía. Las producciones para revistas a veces las guardan, pero la realidad es que se arruinan, es muy difícil que se vuelva a usar. 

¿Con qué marcas o artistas trabajaste?

Trabaje con muchas marcas. Nacionales fueron Jessica Kessel, Maria Cher, Editor, Ayres, House of Matching Colours, MILA Kartei, Isadora, Juleriaque, BAFWEEK, Medife, Narda Lepes, Ohlala, Living, La Nación, Brandon, Para Ti, Vanidades, Remix, Grupo Mass, Martin Roig, Konex, Faena ART, Hilton, etc. Internacionales fueron Kenzo, LATAM Airlines, Pantene, Edding, Samsung, Netflix, Miller, Campari, Aperol, biogreen, Natura, BIC bolígrafos etc..

¿Todos los trabajos significan lo mismo para vos? ¿Hay algunos en los que te desenvolves mejor, o disfrutas más?

Todos son diferentes, disfruto ver terminado cada trabajo, porque trato de generar cosas diferentes que sorprendan. Tengo épocas; las de las flores de papel, la de las gruyas. Hoy estoy muy concentrado con del dibujo, dibujando mucho y eso me mantiene contento porque no quiero dejar de lado mis obras, tengo mucho que desarrollar. Obvio que sin dejar las realizaciones de papel que obviamente es mi fuerte, y es el material en el que mejor me desenvuelvo.

Contame sobre el trabajo para Kenzo y cómo llegaste a conocerlo a él.

El trabajo de Kenzo fue hermoso. Generalmente me llaman de productoras para estos tipos de trabajos, me cuentan por teléfono que hay que realizar. En este me pasó que mientras escuchaba, pensaba “me estoy metiendo en un chino: ¡¿Vestidos de papeles?!” Hasta que me dijeron que era para Kenzo, y cómo automático que soy dije “si te hago lo vestidos que quieras!”, después me quería matar! Tenía que hacer vestidos en un papel perlado satinado, muy delicado y sofisticado, y encima para cinco modelos que lo usarían los dos días de filmación.
En tres semanas me puse como un diseñador de alta costura y logré hacerlo con esfuerzo, perseverancia y quedaron espectaculares; me repetía a mi mismo “yo puedo hacerlo”. Llego el día de filmación, prueba de vestuario, las cinco modelos espléndidas subieron al set de un enorme bosque escenográfico; era un cuento de hadas. Estaban todas juntas como flores vivientes, hasta que llegó Kenzo Takada en el estudio mayor, y ya se murmuraba que estaba él dando vueltas. Yo no podía creer que ahí estaba unos de mis diseñadores preferidos.
Kenzo se acercó a las modelos con los vestidos, las observé, toco el material y exclamó muy calmo en su tono japonés “beautiful!” Tuve el honor de conocerlo y saludarlo. Es la anécdota más satisfactoria que tuve como primer trabajo para una publicidad de un perfume.

Estás muy vinculado con esta rama. ¿ Te ves como diseñador de moda?

Si, siempre estoy vinculado y me divierte mucho hacer moda y fusionarlo con el arte, los vestidos de papel es un ejemplo claro de esa fusuón, arte en papel y diseño de alta costura. En el caso de los vestidos de flores pasó que al principio buscaban un diseñador de moda, pero no pudo con la realización en papel, y ahí decidieron buscar un artista con habilidades plásticas y que trabajara el papel. La verdad que si, diseñador de moda es algo que tengo pendiente.

¿Tenés referentes?

Tengo varios: Alexander Mac Queen, Bjork, Iris Van Her Pen, David Bowie, Helmont Newton, Kaiho Yusho, Nan Goldin, Miguel Ángel, Tim walker, Ren Hang.

 

¿Qué te inspira?

Me inspira la cultura oriental. Japón es unos de los países más espectaculares que conocí el año pasado y me voló la cabeza. También la naturaleza, la cultura antigua, el diseño, el arte, la moda, la comida, las artes escénicas, los biombos del siglo XIV, lo urbano etc..
La música me inspira pero también el silencio.

¿Para vos cómo se diferencian el diseño del arte?

Acá nos metimos en un tema muy delicado. Hay una gran diferencia entre el arte y el diseño. El diseño es utilitario y el arte no, el diseño necesita ser claro para poder comunicar, vender, etc, en cambio el arte es una ilusión, es surrealista no necesita satisfacer los deseos de compra de ningún mercado de la moda, para mi la moda y el diseño necesitan del arte.

No hay límites si hablamos de arte…
Claro, no hay límites si hay creatividad, es infinita. Podés implementarla en todos campos. En mi caso me puedo adaptar a cualquier ambiente de trabajo, porque me siento seguro con lo que hago, me encanta mostrar lo que hago y la devolución es hermosa.

¿Vas a exponer tus obras en algún momento?

Si, en octubre en la galería Granada. Una galería muy joven, que me ofreció el espacio para hacer una muestra de mis dibujos y las instalaciones de papel, que ahí si las estoy pensando técnicamente para que duren más tiempo. En ese caso tienen van a ser esculturas de papel, tal vez las protegidas con acrílico o vidrios para que no se deterioren con el tiempo.


Fotos: Agustina Angel

.Búsqueda