:: BRúJULA
23/12/2019

Wilobank. La simpleza de lo digital

“100% digital, 100% banco”. Así se define el primer banco 100% digital de la Argentina, ideado y fundado a mediados del 2018, por Eduardo Eurnekian, Guillermo Francos y Juan Ozcoidi. Hoy, después de atravesar el ripio de los que llevan la delantera, “seguimos apostando a lograr una estructura dinámica que nos permita brindar velocidad y reacción ante los cambios del mercado”, asegura su Director de Marketing, Máximo Diez.

Wilobank

Wilobank

Según él, la comunicación y el marketing son los recursos claves para poder captar clientes y evangelizar acerca de este nuevo concepto de banca que está emergiendo y revolucionando la industria financiera. Pero también la creatividad juega un papel fundamental “ya que te permite desprenderte de la categoría de banco y transmitir conceptos que hoy transmiten otras marcas, que son más emocionales”.  Esta es la forma, según el ejecutivo, de seducir a las audiencias y ganar clientes.  

¿Qué es Wilobank? ¿Un banco o una empresa de tecnología? 
Wilobank en su núcleo es una empresa de tecnología que hoy brinda servicios financieros bajo un modelo de banco 100% digital y disruptivo en el mercado. Definimos posicionarnos de esa manera ya que creemos en la importancia de generar un ecosistema integral, que pueda cubrir las necesidades que tienen los usuarios y evolucionar en los distintos ámbitos.

¿Cómo y por qué nace?
Frente al auge que hay a nivel mundial con respecto a la transformación de la banca, sus fundadores decidieron crear un banco digital. No solamente en la vertical finanzas, sino en todas las industrias, la experiencia y simplificación de los procesos son cuestiones claves para el éxito de un negocio y eso es lo que queríamos reflejar cuando comenzó este proyecto.

¿Cuál es la propuesta de valor de la empresa en un momento donde los consumidores son otros, exigen otro tipo de productos y servicios y no están dispuestos a regalar su tiempo a nadie? 
Principalmente poder escuchar e interpretar a los usuarios para identificar sus necesidades concretas, y crear productos y servicios que permitan satisfacerlas. Somos conscientes de que existen diferentes segmentos, distintos comportamientos y cada uno tiene una realidad diferente, a la cual hay que adaptarse. Todo esto sumado al contexto del país y el poder que tiene el consumidor para manifestar sus experiencias.

¿Qué la diferencia de la banca tradicional? 
Los bancos tradicionales, en general, arrastran una estructura enorme en cuanto a recursos humanos y cantidad de sucursales. También el legacy de los sistemas de tecnología son trabas que no son fáciles de sobrellevar a la hora de querer generar una transformación digital. Esto nos permite a nosotros no tener que trasladar los costos fijos a nuestros usuarios y concretamente cobrar $0 por la apertura, mantenimiento o renovación de la cuenta o las tarjetas. Al mismo tiempo, tener tasas más competitivas, ser más flexibles y lograr un time to market más veloz es lo que nos diferencia de la banca tradicional.

¿Cómo se lo seduce siendo parte de una industria como es la financiera?
Hoy prácticamente no hay “amor” en esta industria por lo que el usuario busca una buena experiencia, sumada a productos, servicios y beneficios que se adapten al manejo de sus finanzas cotidianas. El costo $0 es algo clave para la percepción ya que el usuario entiende que no hay letra chica y no va a quedar atrapado en costos o comisiones que no puede, ni quiere mantener. 

¿Cómo se compite con otros jugadores que ofrecen lo mismo? ¿Qué rol tiene publicidad, la comunicación y el marketing en este sentido? 
Hoy creo que hay mercado para todos los nuevos players. La competencia pasa más por la falta de información que hay sobre los servicios financieros, lo que produce un nivel de bancarización muy bajo y precario. La comunicación y el marketing son los recursos claves para poder captar clientes y evangelizar acerca de este nuevo concepto de banca que está emergiendo y revolucionando la industria financiera. 

Y la creatividad, ¿es importante para llegar a los nuevos consumidores?
La creatividad es sumamente importante ya que te permite desprenderte de la categoría de banco y transmitir conceptos que hoy transmiten otras marcas, que son más emocionales y no tienen nada que ver con los bancos. Generar un vínculo con los usuarios en ese sentido, es clave y es lo que nos permite seducir a las audiencias.

¿Qué acciones han llevado a cabo para generar impacto y darse a conocer? 
Principalmente acciones a través de los principales canales digitales, redes y prensa online. También tuvimos presencia en algunos eventos de manera física, pero nuestra estrategia está centralizada en la esfera digital. Más allá de eso, la generación de nuevos productos para generar inclusión financiera que no tenían precedente en la industria, también es un fuerte que nos permite generar impacto y evolucionar.

¿Cómo convive una marca como Wilobank con los actores tradicionales de la banca? 
Hoy en día son propuestas diferentes y al mismo tiempo son complementarias. Dentro del abanico amplio de targets, cada uno puede darle un uso distinto. Convengamos que muchas personas tienen hasta 3 o 4 bancos y cada uno le da algo que el otro no le da. En uno tengo la mejor cotización del dólar, en otro la tasa más alta de plazo fijo y otro me da el 30% de descuento en el supermercado. La idea es ir fidelizando al usuarios, incorporando funcionalidades que realmente les simplifiquen la vida. De nuevo, nuestro mayor competidor hoy es el bajo nivel de bancarización y educación financiera.

¿Cuáles son los desafíos en una era donde la tecnología, la innovación y la data, son protagonistas?
Considero que el mayor desafío hoy consiste en poder tener una estructura dinámica que permita brindar velocidad y reacción ante los cambios del mercado. La implementación de metodologías que permitan lanzar productos o funcionalidades de manera ágil y flexible es la clave para poder testear, medir y retroalimentar el banco de manera constante.


Fotos: Philippe Cailon

Búsqueda