En los últimos años, la inteligencia artificial (IA) se convirtió en la verdadera protagonista de las campañas de publicidad digital aplicadas por las empresas. De acuerdo a un informe elaborado por IBM “Global AI Adoption Index 2021”, donde se consultó a 5.501 empresas de 15 países, incluyendo Brasil, México, Colombia, Argentina, Chile y Perú, más del 20% de las compañías en América Latina están implementando IA, número que creció en el último año y medio impulsado por la irrupción de la pandemia.

En cuanto al uso de IA al interior de las organizaciones, el 62% de los especialistas TI y de marketing en la región aseguran estar usando software o herramientas de automatización y el 22% indica que planean adoptarla en el próximo año.

En la industria publicitaria la automatización se utiliza para llegar a la persona indicada, con el mensaje adecuado y en el momento ideal y esto es posible por medio de la compra programática. Esta permite crear campañas más personalizadas y, por lo tanto, más efectivas, ya que ofrecen la flexibilidad para adaptar automáticamente los anuncios según el comportamiento y las preferencias de un usuario de una forma tan precisa que hacerla de manera manual sería imposible.

“Automatizar las campañas de marketing mediante la implementación de la compra programática no sólo  simplifica la experiencia cotidiana de usuario al ofrecer anuncios de su interés sino que también cuenta con una serie de ventajas para los profesionales de marketing puedan pensar las estrategias más adecuada y emplear su tiempo de manera más eficiente”, asegura Rodrigo Armayor, Director de Operaciones de Leadaki, agencia especializada en estrategias full funnel en medios digitales, certificada en Google Marketing Platform.

Sus principales ventajas son:

1.  Ahorro de tiempo: al automatizar tareas manuales y repetitivas, se logra una mayor eficiencia.

2.  Reducción de costos: la automatización permite reducir los costos en el área de marketing, unificando estrategias y desarrollando campañas más efectivas, con rápido retorno de inversión.

3.  Disminución de esfuerzos: se gana en coherencia y fusión de  todos los esfuerzos de marketing en un único proceso, generando mayor agilidad y eficiencia.

4.  Sistematización de las campañas: realizar tests automatizados permite estandarizar y tomar mejores decisiones.

5.  Cercanía y eficiencia de respuesta: se logran mensajes más personalizados y concretos en función de las necesidades de los consumidores/potenciales clientes.

“Estamos en un momento de grandes cambios en los hábitos de los consumidores, de avances tecnológicos y el surgimiento de herramientas digitales más eficientes. Las empresas que automatizan las oportunidades de venta registran un incremento de más del 10% en sus ingresos, entre los seis y nueve meses. El escenario está planteado para que cada empresa y sus especialistas en marketing desplieguen la mejor estrategia de campaña comercial”, afirma Rodrigo Armayor. No es casualidad que para 2023, la industria de la publicidad pronostique que la inversión en automatización de marketing alcance los 25 mil millones de dólares anuales. “En la industria de la publicidad, con la automatización se ha logrado un grado de personalización más precisa que en décadas pasadas no existía. Con la publicidad programática se reemplazó el factor humano y las eternas negociaciones, por datos y algoritmos en tiempo real. Esto acelera la toma de decisiones y los tiempos de los procesos de compra digital de los potenciales clientes”, sostiene el Director de Operaciones de Leadaki.

Los avances en automatización han impulsado la implementación de la compra programática en todo tipo de negocio. La pandemia aceleró la maduración de los procesos de automatización, y los profesionales del marketing saben que esta tendencia llegó para quedarse. El desafío y la apuesta de las empresas del ecosistema de la publicidad digital es hacer que el uso del tiempo sea cada vez más eficiente, el ahorro de costos más significativo, y el retorno de inversión de las empresas más rápido.