:: UNIVERSO GAMER
04/11/2019

Llega Google Stadia. ¿Futuro o complemento?

La nueva plataforma de streaming de juegos, que apunta alto con sus promesas, se estrenará en la segunda mitad de noviembre. En esta nota, el análisis de expertos sobre el cambio que esta modalidad puede representar en el sector

Llega Google Stadia, Futuro o complemento

Llega Google Stadia, Futuro o complemento

Primero fue el formato físico; luego, el digital, con el almacenamiento de las compras en la nube. Ahora es el turno del streaming: este año, y entre otras plataformas existentes, Google, Amazon y Microsoft anunciaron servicios que permitirán que el usuario juegue a videojuegos sin necesidad de almacenamiento ni el uso de los propios componentes de su PC o consola. Por ahora, solo Google puso nombre y fecha de lanzamiento a su plataforma, Stadia, la cual verá la luz el próximo 19 de noviembre y funcionará tanto en PC como en dispositivos móviles.

¿Cómo es el método? Similar a lo que sucede con el streaming de series y películas. El jugador paga una suscripción mensual o anual y obtiene acceso al catálogo de títulos. Después, solo resta cumplir con un requisito: 10 Mpbs de velocidad de internet. Eso descarta algo que parece fundamental como el hardware de última generación, lo que sí está presente en servicios como PlayStation Now, de Sony.

Stadia genera una alta expectativa a nivel mundial por las prestaciones que promete, a las que se podrían sumar Amazon (todavía sin nombre) y Microsoft (Project xCloud). La posibilidad de jugar en dispositivos móviles, resolución 4K, el audio surround 5.1 y la chance de jugar con joysticks, entre otros, son elementos muy atractivos para el público según el análisis de los portales especializados del sector. Sin embargo, las reacciones marcan pros y contras.

“Por un lado, está bueno ofrecer más alternativas a los jugadores, con enorme ventaja de no tener que comprar un montón de componentes o consolas carísimas, o el ahorrar tiempo de instalación y espacio en disco. Por otro, me preocupa el hecho de que dejamos de dejemos de ser dueños de los juegos en sí”, afirma Facundo Balboa, docente en la carrera de Diseño y Programación de Videojuegos de Escuela Da Vinci. Y continúa: “El área demográfica que puede acceder a este tipo de servicios es limitada. No confío en que mi servicio de internet me permita jugar de esta manera y, si bien no estamos en un país privilegiado en cuanto a eso, no somos de los peores”.

Balboa, también desarrollador, remarca: “Aunque a veces pueda ser un lío publicar para distintas plataformas, con esto se suman posibilidades de financiamiento. Es cuestión de estudiar si a uno le rinde, o no”.

Además, confía en que, con el tiempo, la idea de streaming de videojuegos sea un “modelo extra” en vez del reemplazo de las modalidades actuales. Así, plataformas de venta como Steam, Origin y Uplay (hijas de destacados desarrolladores y editores de juegos como Valve, Electronic Arts y Ubisoft, respectivamente), seguirían existiendo. Actualmente, tales sitios ofrecen distintas suscripciones para obtener de forma automática estrenos y contenido adicional de grandes títulos.

En cuanto al hardware, remarca: “Si realmente el futuro es el streaming de videojuegos, quizás baje la cantidad de oferta y se vuelva algo más específico. Pero no creo que sea algo rápido ni que pase al 100%”.

Por su parte, Ariel Anitori, profesor en la carrera de Analista de Sistemas de Da Vinci, indica: “A diferencia de una empresa donde se cuenta con personal que da soporte, el usuario de videojuegos no está dispuesto a ‘horas silla’ para instalar juegos, parches, actualizaciones y demás. Así que, empezar un juego en la PC y seguir en mi celular es un desafío que marcará la diferencia”. Y añade: “Claro que siempre está el ‘cuco’ de “se va a caer”, o de que algo saldrá no tan bien como uno lo esperaba. Pero creo que enfrentar desafíos y el fracaso es una característica de estas megaempresas”.

El docente también recuerda, que años atrás, se debía pagar por tener una casilla de mail, algo impensado hoy día. Y como los videojuegos “son los grandes protagonistas de las próximas generaciones”, esta visión podría indicar que pagar por jugar sería algo discutible en el futuro.

A nivel local

En Latinoamérica fue la argentina Gloud, de la compañía Turner, la pionera en streaming de juegos. Pero, tras dos años de vida, en agosto de 2019 la empresa decidió sus puertas para “trabajar en nuevas propuestas de innovación y entretenimiento”. En realidad, las causas también pueden hallarse en un catálogo desactualizado, así como en la falta de aceptación y títulos exclusivos, algo que gigantes como Google anuncian tener bajo control.

En la Argentina, con el dólar en subida y el encarecimiento de los componentes del hardware, podría haber un mayor interés en este tipo de plataformas. Además, se espera que no presenten solamente juegos AAA, sino también de carácter independiente. Pero serán los próximos meses los que entreguen pistas para entender si esto es el futuro del gaming o un añadido a la competencia entre proveedores de servicios.

“Espero que solo sea una alternativa más. Cuando salió Google+, todos creíamos que iba a superar a Facebook, pero falló”, concluye Balboa.

Búsqueda