lunes, mayo 10, 2021
spot_img
More

    ultimos articulos

    GRANDmothers, un llamado a valorar la vejez

    GRANDmothers es el último trabajo de Anna Radchenko en el que la artista nos propone el dilema: “¿Y si?”. El proyecto juega con la idea de que, eventualmente, podremos tener hijos más adelante en nuestras vidas; incluso como abuelos, tendremos la opción de seguir teniendo descendencia.

    Compuesto por un conjunto de fotografías y un cortometraje, GRANDmothers ofrece un comentario visual en tono de humor sobre la presión de la sociedad para que las mujeres se conviertan en madres a cierta edad y sigan siendo consideradas valiosas.

    Con un elenco de modelos más antiguos, GRANDmothers no es el primer proyecto en el que Radchenko aborda el tema de la discriminación por edad en la cultura contemporánea. Inspirándose en su propia madre, Radchenko comenzó a explorar el tema con su fashion film Silver Goddesses (2017), en la que celebró la belleza y el espíritu de envejecer. GRANDmothers es una continuación de este discurso que presenta mujeres creativas, activas y embarazadas que simplemente son de edad más avanzada.

    “Fui madre a los treinta y esto hizo que pensara en cómo en la URSS se habrían referido a mi persona en mi tarjeta médica como una “Madre Vieja”; lo cual cuando lo piensas es una locura”, manifiesta Anna. “Frecuentemente a las mujeres mayores de cuarenta o cincuenta años sin hijos no se les tiene muy en cuenta y se las anima a seguir un estilo de vida más sedentario. Pero, por otro lado, se percibe que los hombres mejoran con la edad. Esta mentalidad es particularmente cierta en Rusia, aunque todavía está muy presente en todo el mundo”.

    “GRANDMothers es una reflexión sobre esto. Incluye un elemento de crítica, pero también es un recordatorio positivo de lo lejos que hemos llegado cuando se habla de tomar nuestras propias decisiones”, remarca la artista. “Al publicar y compartir en internet proyectos como GRANDMothers, quiero marcar la diferencia para cambiar nuestra forma de pensar y poder percibir el envejecimiento como algo tan valioso para las mujeres, como para los hombres”. 

    Al igual que en las producciones anteriores de Radchenko, la moda tiene una gran importancia en su último proyecto. GRANDmothers presenta una selección de prometedores y contrastados diseñadores internacionales con un importante enfoque en las marcas rusas como Outlaw Moscow, Roma Uvarov Design y Fakbyfak. La moda se presenta como una forma de expresar la creatividad de uno mismo, destacando que la edad no debería ser un limitante al elegir qué ponerse. Radchenko se involucra con la percepción de los espectadores usando una estética de oposición. Desde el estilo y diseño de la producción, hasta el maquillaje y el pelo, GRANDmothers desafía nuestros propios prejuicios al hacernos reevaluar nuestras expectativas sobre lo que es bello, juvenil e inspirador.

    Filmado en Rusia en lo que fue uno de los principales hospitales ginecológicos del país, el hospital 1911 lleva sin utilizarse desde 2013. La ubicación también juega con nuestra percepción al combinar lo nuevo con lo antiguo. Canalizando una fuerte estética postsoviética, se ven carteles de bandas pop en la pared, así como propaganda rusa alabando el modelo de la familia tradicional. El resultado es un conjunto aparentemente ecléctico, que trata de desafiar lo que sabemos y damos por hecho, mientras nos deja preguntándonos qué ocurriría si dejáramos de seguir las normas sociales y actuar según las expectativas de la sociedad.

    Creative Director/Photographer: Anna Radchenko (@anna_radchenko)

    Creative Producer (TRXTR_Prod) – Anastasia Limarenko (@sonic_lee)

    Cinematographer: Dmitry Khon (@dmitrykhon)

    Editor, Colour Grader: Maria Gardash (@gardash.mary)

    Gaffer, Camera Technician: Gueorgii Boldenko (@boldmoscow)

    Latest Posts

    spot_imgspot_img

    no te lo pierdas

    newsletter

    Suscribite al newsletter de G7 y recibí todas nuestras novedades