::BRúJULA
16/05/2018

Dress for respect. Ogilvy Brasil + Shweppes.

Ogilvy BR junto a Shweppes BR propusieron una campaña para generar conciencia sobre la cantidad de veces que una mujer es tocada en un boliche. Te contamos un poco más para que no te quedes con el simple mensaje.

“Dress for respect” por Ogilvy Brasil

“Dress for respect” por Ogilvy Brasil

¿A dónde se pone el foco cuando hablamos del acoso a las mujeres? ¿Lograría generar conciencia sobre el acoso, utilizar sensores en un vestido? ¿O es un intento más de sumarse a las agitaciones que atraviesan los paradigmas sociales?

Ogilvy Brasil junto a Shweppes Brasil lanzaron una campaña para mostrar la cantidad de veces que tocan a un mujer en un boliche. Tres mujeres fueron a un club nocturno de São Paulo con un vestido confeccionado con sensores, por lo cual cada vez que fueron tocadas sin consentimiento, la interacción se envió a través de Wi-Fi a una plataforma que la transformó en datos. La conclusión es que en menos de cuatro horas, las tres mujeres fueron tocadas 157 veces, promedio de 40 veces por hora.

Por un lado genera un poco de bronca, porque casi todas pueden verse identificadas en el comercial. Pero también se vuelve un poco confuso dado que es un espacio donde circula tanta cantidad de gente, que es difícil saber las veces que son intencionales y las que no. Además de que ser tocadas en un boliche, es producto de una estructura social muchísimo más compleja y que se debe radicar desde la raíz, Brasil es uno de los países con más femicidios del territorio Lationamericano con un dato aproximado de 12 mujeres por día (año 2017).  Por otro lado se podría buscar la vuelta y elegir tres estereotipos distintos, que haría el comercial un poco más real. 

.Búsqueda