:: BRúJULA
15/01/2019

CITROËN SUV C4 CACTUS. Inspirado en vos.

Es el primer SUV de la marca desarrollado en la región, atendiendo a las necesidades de los clientes locales. Combina un diseño original con estética off road y tecnología que hasta ahora sólo estaba disponible en segmentos superiores.

CITROËN SUV C4 CACTUS

CITROËN SUV C4 CACTUS

La apuesta es ambiciosa: que se convierta en un referente a nivel regional y que sea el modelo más vendido de la historia de la marca en Argentina. Ese es el enorme desafío que Citroën se impuso para este modelo.

Cuando hace un par de años la marca decidió importar el C4 Cactus desde España lo hizo basándose en las fortalezas de un diseño descontracturado y algo que no es usual en estos tiempos: parecido a ningún otro. Y esos “chichones” en las puertas llamados airbumps fueron su detalle más característico, así como las combinaciones de colores.

En aquella oportunidad no teníamos referencia de qué se trataba este auto con su motor de tres cilindros de 1.2 litros. Pero al probarlo nos conquistó de inmediato y -aunque criticamos algunos aspectos de su interior- en el balance general se llevó un merecido aprobado.

En los meses siguientes, la marca comenzó a dar señales a nivel mundial de que poco a poco irá volcándose a los SUV, el segmento de moda; ése del cual -dicen- no se vuelve. ¿Por qué? Por espacio, versatilidad, por la posición de manejo elevada, porque muchas mujeres (y hombres también) se sienten más seguros, y por su andar más confortable en calles y rutas que no son las mejores.

El rumor indicaba que el C4 Cactus sería fabricado en Brasil y mucho antes de lo que lo esperábamos, de la planta de Rio de Janeiro salió el Nuevo SUV C4 Cactus. Esas tres letras no fueron sólo para distinguir al español del brasileño sino una declaración de principios.

Viajamos a Brasil para su lanzamiento y todas nuestras dudas fueron despejadas al tomar contacto con los responsables de ingeniería, diseño de exterior y de interior, quienes nos contaron cómo fue adaptar y reinterpretar un auto desarrollado en otro continente a nuestras calles, caminos y gustos.

No es un restyling

Se denomina restyling al trabajo que se realiza sobre un modelo que ya cumplió algunos años en el mercado, al cual se quiere actualizar. No es el caso, el SUV C4 Cactus es un producto nuevo que está recién iniciando su camino, basado en un modelo pre-existente y exitoso en Europa.

¿Qué es lo primero que se percibe? Estéticamente es más racional sin perder originalidad, ya no tiene los airbumps en las puertas y hay una razón: más allá de su utilidad a la hora de responder frente a los golpes, en los focus group de Brasil y Argentina los clientes se mostraron más conservadores. A nivel diseño hay cambios bien notorios en su frente que lo emparentan con el family feeling, y en la parte posterior luce más robusto.

El interior muestra mejoras de calidad en materiales y terminaciones, y se adecuó a los gustos locales como por ejemplo en lo referente a incluir ventanillas traseras funcionales.

Afortunadamente, hace tiempo que el término SUV reemplazó al de “4×4″ al referirse a este tipo de vehículos y con justa razón porque en su gran mayoría son 4×2. De todos modos hay elementos característicos que diferencian a un auto de un SUV y en el caso del SUV C4 Cactus son su despeje de 225 mm, sus ángulos de ataque de 22° y de salida 32°, su rodado de 17”, los pasarruedas plásticos y las barras de techo.

Sin embargo, como un plus, en su versión tope de gama incorpora el sistema electrónico de motricidad reforzada Grip Control para ser usado sobre tres tipos de suelo: Barro, Nieve y Arena.

Debajo del capó hay dos opciones, ambas de cuatro cilindros y 1.6 litros: una VTi de 115 CV y otra turbo THP de 165 CV, con opciones de caja manual de quinta o automática-secuencial de sexta, según el caso. Son motores conocidos en otros modelos de la marca y que se ajustan perfectamente a las necesidades de performance y consumo.

Pero lo más interesante al manejarlo es comprobar que la dirección, las suspensiones, los frenos y los neumáticos fueron desarrollados atendiendo específicamente a las condiciones de nuestros caminos, mucho más duras y tortuosas que las del Viejo Continente.

Seguridad en el centro de la escena

Más allá de la tecnología que incluye una nueva central multimedia táctil de 7″ e instrumental 100% digital, vale resaltar esa otra que no se ve y que es tan o más importante, la de la seguridad: de serie ofrece cuatro airbags, frenos con ABS y EBD, Control de Estabilidad y Tracción, y Asistente al Arranque en Pendientes.

Pero Citroën también decidió ser rupturista y dotar al SUV C4 Cactus de una serie de asistencias a la conducción que, en muchos casos, hasta ahora sólo estaban disponibles en categorías superiores. Los más salientes son el Active Safety Brake + Alerta de Colisión, y el Alerta al cambio involuntario de carril.

El primero es un sistema automático de frenado de emergencia que reduce la velocidad de impacto o evita una colisión frontal, lo hace gracias a una cámara delantera (ubicada en el parabrisas) que detecta obstáculos como pueden ser otro auto o un peatón, y acciona los frenos.

El segundo ayuda a prevenir distracciones del conductor (también usando la cámara) tomando como referencia las líneas del camino, detectando el cruce involuntario de las mismas; a más de 60 km/h dispara una alerta mediante una señal sonora y un alerta visual.

El SUV C4 Cactus tiene múltiples rivales en el mercado, pero su argumento más sólido es que nació para atender a las necesidades de la región, siguiendo el slogan de la marca: Inspired by you. Dejando de lado lo subjetivo del diseño, ofrece una propuesta singular a la que complementa con equipamiento de última generación.


Mirá la nota completa en la edición #133 de Revista G7
Texto: Sergio Cutuli.
Fotos: Cortesía prensa.

Búsqueda