Se puso a estudiar en el IUNA, con lo que le alcanzó se compró “una camarita” y empezó a meterse en fiestas, boliches, filmar y trabajar con un concepto que aún no existía: el videoflyer. “Sentía que era un espacio poco explotado y me sirvió para experimentar”, cuenta.

Trabajó como editora y fue Productora Ejecutiva de #TuMuch, un programa diario y en vivo para MuchMusic Latinoamérica. Pero un día cancelaron el programa y se quedaron todos sin trabajo. En ese momento hizo de todo, hasta que empezó a trabajar como editora en Lauria Entertainment, ese fue el paso previo al presente. En menos de un año Jess empezó a trabajar con Nicki Nicole, Duki y tantos otros que forman parte de una nueva generación de artistas. Hoy se suma al roster de directores de Casta Diva para llevar su mirada a la publicidad. 

¿Quién es Jessica Praznik?

Es muy difícil definirse a uno mismo. Siento que nos vamos definiendo y redescubriendo todos los días. Pero podría decir que soy una persona muy trabajadora, es eso lo que más me define, el trabajo y la pasión por lo que hago. 

en su forma de contar, los artistas de la nueva generación buscan completar una obra

¿Cómo llegaste al mundo audiovisual? Hablame de tu carrera.

Cuando empecé a estudiar artes audiovisuales supe que era ese el camino que tenía que seguir. 

¿Qué te atrapa de tu profesión?

Lo que más me atrapa es poder vincular tantas disciplinas en una sola cosa. Como directora disfruto cada uno de los momentos del proceso hasta tener el resultado final. También porque tengo un equipo que me acompaña mucho y dan todo en cada uno de los proyectos en los que trabajamos.  Un equipo que tiene los mismos valores y objetivos, como directora busco encontrar a esas personas que aman lo que hacen. El claro ejemplo es Mariana, que no solo es mi dupla creativa hace ya más de diez años sino que también es mi compañera de vida, mi esposa, pero más allá de nuestro vínculo, a nivel profesional hay algo que nos une que es eso de disfrutar cada paso de los proyectos que encaramos y cuando llegamos al final, después de toda la pasión que ponemos, ves el resultado y es lo más lindo que te puede pasar. 

Te convertiste en la directora de grandes estrellas de la cultura urbana, ¿Cuáles son los desafíos?

Es una gran responsabilidad, ese es el desafío, no fallarles.

Teniendo un vínculo con ellos ¿cómo sentís que cambió la forma de realización audiovisual de hoy día?

No tuve la posibilidad de trabajar con artistas de otra generación así que no puedo comparar, pero sí puedo decir que, en su forma de contar, los artistas de la nueva generación buscan completar una obra, se involucran mucho en el proceso y entienden que las imágenes van a acompañar a esa canción, que es el cierre para que la pieza se complete. Eso es lo que más me gusta de los artistas con los que yo trabajo. 

¿Qué pensás de esta nueva generación de artistas? ¿Qué te enseñaron? ¿Qué les enseñaste?

La nueva generación de artistas es una mucho más abierta en todos los sentidos, incluso desde lo musical. Y me ayudan a salir de mi propia estructura. 

Si pudiera cambiar algo sería eliminar todas las etiquetas que nos impusieron.

Fuera de lo laboral, contame de vos, ¿qué te gusta, qué lees, qué escuchas?

Fuera de lo laboral, disfruto mucho estar en mi casa, con mi familia, con Mariana y mis tres gatos/ hijos. Disfruto de ver películas, buenas y malas, series y también me gusta mucho ir a comer.  

Si pudieras cambiar algo ¿qué cambiarías? ¿Cuál es tu lucha? 

Si pudiera cambiar algo sería eliminar todas las etiquetas que nos impusieron. Desde que tenemos uso de razón tenemos personas que nos dicen qué tenemos que hacer, cómo, qué nos tiene que gustar, qué no, qué está bien, qué está mal. Eso es algo que ojalá en algún momento deje de existir porque tener tantas limitaciones y tantas trabas, es de las peores cosas que nos pasan. 

Disfrutá la nota completa en la edición #142.