Mercat llega al barrio de Villa Crespo para reversionar el concepto tradicional de mercado y abrir el debate sobre la alimentación actual.

Con una estética bien industrial, el edificio, ubicado en Thames 747, cuenta con 2700mts2, se divide en tres plantas, posee un espacio para productores locales especialmente seleccionados, y un auditorio y un foyer que marcarán tendencia por el abanico de contenidos interesantes que presentarán.

El mercado busca imponerse como la evolución de la gastronomía y transformarse en un concentrador cultural.

Marcelo Pirogovsky, uno de los creadores, cuenta: “La idea surgió de viajar. Creo que el espacio ideal para conocer realmente un lugar y su cultura, para saber cómo o qué se come, es el mercado. No un supermercado ni un restaurante. En el mercado es donde está la identidad, es donde la gente va a comprar. Sobre todo si es para el abastecimiento local. Y cada vez que volvía de algún viaje pensaba que no podía ser que acá, en Buenos Aires, no hubiera uno. Entonces dije ‘¡vamos a hacer un mercado!’. Fue un acto de locura total.”

el espacio ideal para conocer realmente un lugar y su cultura, para saber cómo o qué se come, es el mercado

“Mejoramos la idea del clásico mercado abastecedor que existe en el mundo, porque creamos un segundo piso en el que generamos contenido. Entonces no es solamente dedicarse a la comercialización sino, también, a llevar adelante ideas y proyectos. Es hacer un poco más todavía para que sea un espacio concentrador y cultural. Creo que Mercat es la evolución de la gastronomía”, dice el empresario.

Y agrega: “Con Mercat Villa Crespo estamos generando más de cien puestos de trabajo directos y otro tanto de empleos indirectos a través de proveedores, servicios y producción. Porque este tipo de lugares no abarca solamente a los locales, sino que genera puestos administrativos, de limpieza, seguridad, mantenimiento. Tenés una cantidad de puestos indirectos enormes.”

Cercanía con el alimento, sin intermediarios

A partir de un proceso de curaduría detallada, Mercat logró reunir a 27 emprendedores que con sus productos representan los alimentos típicos de la identidad argentina con una visión innovadora. El propósito de Mercat es una comercialización directa y sin intermediarios. La idea es generar un comercio más justo acercando el consumidor al productor directo para que este dé a conocer su variedad de propuestas y cuente quiénes son y cómo crearon el producto.

Mercat se suma al circuito cultural de Villa Crespo ofreciendo experiencia, calidad, precios justos y exclusividad. En Mercat solo hay una opción de cada rubro, con propuestas experimentales e innovadoras y -en muchos casos- para algunos este es su primer local.

Un recorrido por el mercado

Solo en Mercat se podrá disfrutar del exquisito café de especialidad de Grano Santo, de la mano de Germán López, tercera generación de cafeteros; comprar frutas y verduras sin agrotóxicos y por kilo -y no bolsón- en Tierra Orgánica; y acceder a carne pastoril en Pastizales Nativos, que promueve la ganadería responsable, donde el suelo y la biodiversidad son elementos fundamentales.


La chocolatier y especialista en cacao, Lorena Galasso, tendrá su primer local de Las Romeas y con SabeCacao incursionará con novedosas e increíbles bebidas frías y calientes y platos dulces y salados en los que la semilla y el fruto del árbol Theobroma Cacao serán protagonistas.

Let it V ofrecerá comida fusión 100% plant based y gluten free; y Haulani propone un helado a base de leche y aceite de coco. Habrá dumplings, baos, buns, ramen y otros platos con influencia de la gastronomía asiática de la mano de Koi; y Veggie estará con su concepto de comida rápida vegetariana del medio oriente. La tradición italiana se encontrará en Brocca Pasta con sus pastas secas y rellenas que se podrán llevar o comer en el lugar, y en Brocca Pasticcería con su increíble pastelería.


El experto conocedor de quesos, Remo Valenti, vuelve a atender al público después de años en RemoY lo hará bajo dos conceptos bien definidos: “al despacho”, donde solo estarán a la venta los quesos, jamones y salames que él considere que están en su punto justo; y “a la barra”, donde -tal como lo soñó su padre- clientes y amigos podrán darse un gustito al instante y lograr un momento único sin tener que esperar a llegar a casa.

La panadería orgánica de masa madre tendrá su lugar con Atelier Fuerza; y en Moisha Bakery se podrá disfrutar de panes de la cultura judía -tradicionales clásicos y reversiones- como jalá, bagel, pretzel y productos de pastelería y dulces típicos como el baklavá.


El streetfood milenario de Transylvania llega de la mano de Erdely’s con sus Kürtos, un dulce crujiente por fuera y esponjoso por dentro, que se elabora en el momento y se entrega humeante en sus diferentes versiones. En Dulce de leche and Co, se podrán encontrar los mejores dulces de leche y alfajores de pequeños productores de todas las regiones del país; y las tradicionales empanadas tucumanas se podrán probar en La Casa de Tafí.

En Lado A habrá charcutería y conservas, pastrami, una amplia variedad de salchichas artesanales y hamburguesas de carne de pastura en pan casero. Otro proyecto muy interesante son los tacos de El Diablito, buena cocina mexicana respetando el producto local de Buenos Aires.


En la tienda gourmet Naccato Market habrá gran variedad de alimentos de todo el mundo, saludables y de nicho: aceites de hongos, trufas, y variedades de sirachas. Todos los productos de dietética se encontrarán en Ker Tienda Saludable; y en Especias Berger todas las especias del interior del país, aceites de oliva, dip de cayena, y salsas picantes estilo tabasco que son una delicia. Además, en Épica existirá la posibilidad de acceder a alimentos de vanguardia bajo un esquema en el que se podrá jugar y armar bowls de acaí dulces y salados personalizándolos con distintas bases y toppings.

Contará con la mejor cerveza tirada en La Choppería y también estará presente Stella Artois. Algunos locales ofrecerán sus propias variedades de bebidas artesanales; y Vico Wine Bar estará presente con una selección boutique de los mejores vinos de su portfolio -tanto para el vino en copa como en botella-, cócteles, y vermouth y otras bebidas tiradas. Además Mercat contará con su propio bazar a cargo de Volf.

Un proyecto con impacto

Durante la pandemia, Mercat se unió a la organización sin fines de lucro Banco de Alimentos, que contribuye a reducir el hambre, mejorar la nutrición y evitar el desperdicio de alimentos bajo el lema Menos hambre, más futuro. La alianza comenzó con el lanzamiento de #Adelantalte, un programa de clases de cocina futuras con reconocidos chefs a realizarse en el auditorio apenas se inaugure. Con la donación de un porcentaje de la venta de entradas a los futuros eventos se inició una relación con la entidad que continuará profundizándose.

Junto a la Fundación Reciduca, Mercat se hace cargo de sus residuos. Esta organización sin fines de lucro -que desde 2003 acompaña a jóvenes en riesgo de deserción escolar para que finalicen sus estudios secundarios, amplíen sus oportunidades de empleo y promuevan el cuidado ambiental- será la intermediaria en el retiro de materiales reciclables como cartón, papel, film de embalaje, otros plásticos, metales, maderas, e informática.

Con la Fundación Mediapila -una organización sin fines de lucro que desde hace once años promueve la inclusión laboral de mujeres en situación de vulnerabilidad socioeconómica a través de la enseñanza del oficio de la costura y el fortalecimiento de la confianza y autoestima- se trabajarán los uniformes, mantelería y todo lo relacionado a la costuras, como por ejemplo bolsas reutilizables.

Mercat podrá visitarse martes, miércoles, jueves y domingo de 11 a 20hs y viernes y sábados de 11 a 24hs. Los lunes permanecerá cerrado.