:: PERSONAJES
09/12/2016

Santiago Do Rego. Las herramientas tecnológicas hacen que cualquiera pueda ser periodista.

El CV de Santiago do Rego es enorme. De alguna manera, la evolución en su carrera se asemeja a la evolución tecnológica. Dinámica, flexible, impactante. Así es la carrera de este periodista que fue pasando de secciones especializadas a convertirse en protagonista de todos los horarios de la programación que mira la gente. Dinámica, flexible, impactante. Así es la tecnología que, poco a poco, gana terreno en todos los ámbitos de la vida de las personas. Y las revoluciona.

Santiago Do Rego

Santiago Do Rego

¿Qué es la tecnología en tu vida?
A mí me encanta la tecnología, toda la vida me gustó. Soy el que desarmaba las cosas en casa para ver qué onda y arreglarlas. Armaba PCs, abría los joysticks y los arreglaba, hoy soy el que le configuro los celus a mis conocidos. Mis amigos me daban sus computadoras para ponerle juegos, softwares, y hoy lo sigo haciendo. Le he quemado máquinas a mis amigos, y así aprendía. Hoy, me fanatiza que podamos tener un dispositivo como un celular en el bolsillo. Me siento Ironman, es como tener el cinturón utilitario de Batman. El hecho de tener todo lo que uno tiene en un celular es genial y me sigue fascinando. Cada vez que voy a una feria afuera, me sigo sorprendiendo.

Taxi o Uber, ¿por qué? ¿Qué crees que va a pasar en Argentina?
A los periodistas nos pasa de alguna manera lo que los taxistas sostienen que Uber les está haciendo a ellos. Las herramientas tecnológicas hacen que cualquiera pueda ser periodista. A mí me uberizan todo el tiempo, una modelo, un conductor, un youtuber, un instagramero. Pero no te queda otra, hay que adaptarse a eso y dar lugar a la competitividad. Por eso creo que hay que aceptar Uber, porque cuando se propone algo lo logra. En todos los lugares donde quiso desembarcar, lo hizo. Paga todas las multas que hay que pagar y se instala. Lo mismo pasa con otros gigantes tecnológicos como Google, Microsoft, lo que quieren lo logran.


Por: Rocío Bravo
Fotos: Gonzalo Corrado

Búsqueda