::PERSONAJES
24/10/2018

Rabieta. Hacer que las cosas sucedan.

Sus caminos se fueron encontrando a través de dos factores en común: la cerveza artesanal y las ganas de patear el tablero. “Los Rabieta” son un equipo que traen consigo un expertise cervecero y mucha pasión por hacer que las cosas sucedan. Se proponen llevar la cultura del craft a los hogares con un estilo que rompa los moldes y de esta manera lanzaron la primera cerveza en colaboración con La Beriso.

Rolo de La Beriso & Cacho el maestro cervecero de Rabieta

Rolo de La Beriso & Cacho el maestro cervecero de Rabieta

Un palacio de inicio de siglo XX que huele a malta acabó siendo el punto de encuentro: Miguel de Achaval, Director Comercial del Hipódromo, quería abrir el juego a otras industrias y negocios, Tommy Fellner venía de Cerveceria Quilmes, con muchas ganas de volcar todo su conocimiento al craft en crecimiento, Ruben Diciero o Cacho, también ex Quilmes y era Gerente General de Ilba, es el que la cocina y la vive con pasión, Gustavo Schickendantz que trabajó mucho tiempo en Heineken, y estaba cooperando en varias ONG y en desarrollo social, Guido Mühr, ex Gerente de planta de Cervecería Boliviana Nacional y Sebastián MacKinnon quien fuera Managing Director de Diageo y que actualmente trabaja en Despegar.com. Una cuota de suerte, ganas de hacer las cosas diferentes y sentirse identificados por el rock los llevaron al lanzamiento de la primera cerveza en conjunto con La Beriso.

¿Cuál es la esencia de Rabieta?

Miguel: La esencia es haber encontrado un grupo de personas con una una necesidad interna de patear el tablero, de sacarnos el traje que veníamos llevando y descubrir un mundo nuevo. Comenzar un viaje con valores en común y un punto de unión muy fuerte que tiene que ver con una forma de hacer las cosas. Más allá del mundo del cual venía cada uno, nos identifica un estilo de vida nuevo que cada uno estaba buscando. La filosofía de Rabieta tiene que ver con hacerle caso a ese interior, y el espíritu nace del colaboracionismo del craft.
Tommy: Todos somos formados en la cerveza y sobre todo en la tradición cervecera. Hay una cuota filantrópica también. ¿Qué puede uno hacer por su país? Yo puedo aportar lo que a mí me gusta y lo que considero que hago mejor. Sabemos que cada litro que pasa de una cervecería industrial a una artesanal son 10 tipos más como mano de obra. Sabemos que se pueden hacer las cosas bien, ayudándonos entre nosotros dentro de la industria para que el segmento crezca.
Gustavo: Es una cuota muy grande de pasión y creatividad para encarar un proyecto que tiene un fuerte carácter disruptivo, con la necesidad de romper el molde en distintas áreas. Este producto, además, está diseñado para acompañar la filosofía millenial, la de patear el tablero y cumplir los sueños.

rabieta socios

¿Cómo se inició el proyecto?

Miguel: Éramos un equipo que estaba buscando qué hacer en el hipódromo, un equipo que surgió de la unión de gente que quería hacer algo distinto, encontramos puntos en común y ahí empezamos a generar distintas instancias que nos fueron entusiasmando hasta llegar a lo que somos hoy.
Gustavo: Empezaron a volar las ideas, a la pasión se sumó la cuota de creatividad, un factor clave que detectamos de entrada. Había una tormenta de ideas permanentemente y teníamos muchas ganas de hacerla bajar. Nos hemos convertido en un grupo caracterizado por hacer que las cosas sucedan.
¿Cómo marcan la diferencia en un mercado que está siendo muy explotado?
Gustavo: Queremos contribuir a hacer crecer el craft como una experiencia que trasciende los bares y los restaurantes. Hoy lo que abren son cervecerías, pero el craft como producto no alcanza todas las ocasiones de consumo que podría y nosotros consideramos que podemos volcar eso desde nuestro propio expertise. Queremos poner el producto al alcance de mayor cantidad de consumidores.
Miguel: La filosofía que nos interesa a nosotros es la misma que mueve al mundo del craft de ser independientes y buscar un producto de calidad, pero vamos por el lado de alcanzar un nuevo lugar, que lo que significa el craft como movimiento.

RABIETA

¿Cómo fue apostar al público del hipódromo? Que no es el que las cervecerías suelen tener

Miguel: Es totalmente otro público. Pensamos cómo darle vida a “La París”, un lugar icónico de Buenos Aires. Las cervecerías estaban de moda, pero pensamos en algo disruptivo para atraer una movida más joven al lugar. Una cervecería de mucho nivel que es un poco lo que glorifica a Rabieta en La Paris. Nos animamos a congeniar dos mundos. Hay mucho del descubrir, está bueno entrar al hipódromo que nada tiene que ver con la cerveza y descubrir una cervecería.
Gustavo: Este es un lugar donde durante muchísimo tiempo se nucleó toda la sociedad argentina. Sobre todo en la primera mitad del siglo pasado. La cerveza como producto tiene que ver con el compartir y justamente este supo ser el ícono del país donde la gente transversalmente se juntaba y se nucleaba.

rabieta hipodromo

¿Cuál fue el desafío de esta fusión Rabieta-La París?

Gustavo: Toda la historia que hay acá es riquísima, Para nosotros este lugar es el templo porque es donde la gente puede entrar en contacto con el producto. Eso construye la marca.
Pero nosotros no podíamos venir y montar una cervecería rompiendo con la armonía del lugar. Ese fue un desafío importantísimo desde el diseño marcario. Respetamos el nombre (se llama La París donde está la casa de Rabieta) y la fisonomía del edificio. Hoy nuestro “trademark” más importante es la composición entre el cobre de nuestras ollas y los diseños de los techos abovedados originales.
Esa amalgama que logramos entre el antes y el hoy, nos llena de orgullo. Este lugar sale de lo común, y la originalidad es una impronta muy importante en la categoría artesanal.

¿Cómo surgió la propuesta de la cerveza La Beriso? ¿Se conocían?

Rolo: No nos conocíamos, algunos de los chicos son seguidores de la banda. Nos juntamos con ellos, nos propusieron hacer una cerveza nueva con el nombre de La Beriso. En principio nos pareció un poquito raro, sobre todo que sea nueva, porque
¿Cómo encontrás el sabor que identifique a la banda? Tuvimos una reunión tomando y comiendo algo y Cacho dijo que iba a sacar el sabor de la cerveza por lo que yo decía.

Miguel: Por nuestra parte ¡Fue otra Rabieta! Veíamos que había un vínculo muy grande entre la cerveza y la música. El rock como estilo nos identifica bastante. Para festejar sus 20 años, ellos confiaron en que Rabieta iba a hacer una birra que los represente y en la pasión por hacer que las cosas sucedan.
Gustavo: La música en general y Rolo en particular nos inspiran y describen bien lo que tratamos de hacer en un plano emocional. Hay un nivel de complicidad tan fuerte entre la cerveza y la gente que, emulando a la música nos gustaría en un punto lograr lo mismo, tocar almas.

RABIETA & LA BERISO

Cacho ¿Cómo fueron los primeros pasos para preparar esta cerveza?

Cacho: Le pedí a Rolo una sugerencia de un tema para escuchar y fue “Traicionero”. Yo no conocía en profundidad la banda, empecé a pensar qué tipo de cerveza podría ser. Imaginé algo fresco, hicimos intercambios con él, compartiendo historias positivas y tristes. Rolo se abrió muchísimo y así empecé a probar. Le tiré tres estilos y él eligió.

¿Cómo lograron el sabor que los represente?

Rolo: A mí me gusta la cerveza liviana y con limón. Y así la hicieron, liviana pero con un poco más de alcohol y con mucho el limón. Cítrica, suave y rubia. En principio se rieron porque yo tomaba mucho Legui, que dicen que es bebida de mujer, entonces cuando me dieron para probar los estilos que Cacho había hecho, me dijeron “no vas a elegir esa rubia que es de mujer” y fue la que elegí.


¿Expectativas?

Rolo: Nosotros estamos conforme con el sabor de la cerveza, los fanáticos van a estarlo también porque todo lo que se trata de La Beriso lo disfrutan. Se van a juntar en las previas de los shows tomando cerveza La Beriso. Nos gustaría que todo el que quiera probarla vaya al supermercado y la pueda encontrar, es la idea.


Fotos: Daniel Roa
Más info sobre @Rabieta 

.Búsqueda