::BRúJULA
13/04/2018

Opio Gastro Pub. Sabores asiáticos que se renuevan.

Sencillo y con dedicación. En Opio cocinan apasionados por la gastronomía asiática de calle, ese puesto de comida que se te pone delante y del que prejuiciosamente uno desconfía, y acaba comiendo un plato del tipo restaurant. Eso es Opio, fidelidad a la cultura oriental, la representación de la fascinación por el Street Food, en un rincón de Palermo, y esa pasión por renovarse constantemente en el menú y deleitar con fusiones nuevas.

Opio Gastro Pub. Asian street food

Opio Gastro Pub. Asian street food

Un timbre junto a esa gran puerta roja me recibe en Opio. Pareciera como que esperan a cada quien que ingresa.
Observo a un hombre que abre la puerta a su acompañante: “este lugar es muy particular” (y no se equivoca). Diego, más cocinero que chef, y creador del estilo y carta del bar, me comenta que llevan un año y medio abierto y que ellos mismos hicieron los collages de las paredes con recortes de diarios del barrio chino y posters orientales.
Un horno en desuso cubierto de vela derretida que olvidaron sobre él, la larga barra-mesa comunal en el centro y animé proyectados sobre el ventanal enorme de vidrio repartido son mi primera impresión.

Una barra baja rodea todo el sector cocina abierto, completamente a la vista y en contacto con el público, muy fiel al estilo asiático, lámparas chinas flotando. Gregory afirma que esa fue la búsqueda, fidelizar en la estética, lo que refuerzan en los platos.

Dentro del menú Dim Sum, un tipo de cocina china, un deleite para comenzar son los Springs rolls de pollo, hongos y verduras en salsa agridulce super crocantes. Bun de hongos, son unos esponjosos pancitos al vapor que tientan la gula. Aunque si de pecados capitales hablamos, la lujuria se la adjudicamos a la especialidad de la casa: los Curry. El de pescado lo sirven bañado de esta deliciosa salsa picante, que se equilibra con arroz hecho por dedicados que conocen el punto justo.

Turnip cake, una especie de tortilla pero muy liviana y cremosa, a base de daikon (googlear) a la plancha, acompañada de una ensaladita de familias de repollos. Entre las opciones dumplings, unos tipos de ravioles, los Jiaosi a la plancha laqueados, rellenos de cerdo o langostinos para los amantes de los mariscos, son otro de los platos que nos adentran de lleno en la cultura asiática.

Diego y Gregory, se ocupan cada dos semanas de ir variando el menú. Y lo especial de ellos, además de ser atentos y amables, es que se inspiran en función del los días climáticos que nos sorprendan. Para los días más fríos, te van a esperar con el calor de un Ramen, sopa de cerdo o langostinos, con fideitos chinos que ponen de fiesta al paladar.

Todos estos deliciosos tapeos y platos, necesitan su bebida que maride: opciones de vinos, cócteles, como Opio el sugerido por la casa (whisky, syrup, menta, lima, albahaca y soda), aperitivos clásicos, y el que me flechó, un copón enorme de Gin Tonic en sus distintas variedades, con pepino, cardamomo, lima y jengibre o manzana y enebro, todo suena y sabe Asian Style.

Un espacio con antecedentes de uso industrial, algo fabril funcionaba aquí. Un taller mecánico, resuelve mi acertijo Diego, habitaba en Honduras 4415 previo a que la gastronomía callejera asiática viajara más de 18 mil kilómetros, para tentarte con su platos típicos en manos de quienes entienden de qué se trata.


Abierto de miércoles a sábados en Honduras 4415 .  Más info en @opiogastropub

.Búsqueda