:: BRúJULA
09/04/2019

Innovar en Argentina. Mitos y realidades.

Samsung llevó a cabo un estudio acerca del estado actual de la innovación en Argentina. Entre otras cosas, permitió derribar mitos y establecer un panorama más claro sobre este tema en el país.

Innovación

Innovación

#1 La mayoría de los emprendedores son hombres | VERDADERO
Los datos cuantitativos confirman que el ecosistema emprendedor actual es un territorio en que preponderan los hombres. Las percepciones cualitativas reafirman la existencia de múltiples sesgos vinculados a las mujeres y la tecnología.
La presencia masculina es mayor en el terreno tecnológico y la brecha está por arriba de la proporción 70 / 30 de la muestra general.

#2 Son todos millennials | FALSO
No, no son todos milleninals. La madurez profesional, la trayectoria académica, las experiencias propias a las décadas de la vida, son todos factores de enorme relevancia a la hora de pensar en el perfil emprendedor/a. Los emprendedores mayores de 36 años representan el 53%. El 77% de los emprendedores tecnológicos tienen entre 26 y 47 años. El dato está en sintonía con los datos proporcionados por el Global Entrepreneurship Monitor (GEM) en su último informe, que señala que el promedio de edad del emprendedor local es de entre 24 y 44 años.

#3 La mayoría de los emprendedores viven en grandes centros urbanos | VERDADERO
Tal y como está localizado el ecosistema emprendedor hoy, la gran ciudad pareciera ser el escenario natural y único posible para los/las emprendedores. Sólo el 20 % de los consultados no reside en alguno de los principales aglomerados urbanos del país. Los recursos necesarios para el desarrollo del rubro tecnológico (capacitación, infraestructura, recursos humanos, etc.) está concentrado en los más importantes centros urbanos. El distrito con mayor presencia es la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que, si se le suma el Conurbano, concentra el 53% de la muestra. El 81% vive en centros urbanos del país.

#4 El emprendedor tiene éxito de la noche a la mañana | FALSO
Emprender requiere invertir muchísimo tiempo, todo el esfuerzo posible, dedicación, conocimiento técnico y algunas otras cosas más. Emprender no se logra de la noche a la mañana y está vinculado a la educación. El 54% tiene un alto nivel educativo. Vinculado a una formación relacionada con las ciencias duras y lo empresarial (Ingeniería y Ciencias Económicas suman el 62%, Sistemas 19%).
El 61% de los participantes considera que estudió una carrera relacionada con su emprendimiento. En los hombres, el 66% están vinculados a la tecnología e informática. En el segmento femenino, el rubro educación es el más representativo (21%), seguido por tecnología y telecomunicaciones (18%). Un 38% de los participantes señaló que las instituciones educativas fueron el ámbito donde adquirieron más conocimientos útiles para sus emprendimientos. Por otro lado, en la categoría “Otros” se encuentran muchas menciones a formas de capacitación menos convencionales como los tutoriales. Esto tiene cierta relación con que, en el mundo tecnológico, el aprendizaje autodidacta es muy común. Las instituciones educativas son consideradas las entidades más relevantes (50%), seguido por las empresas (47%). Las incubadoras fueron seleccionadas como la opción menos relevante.

#5 Con cualquier idea te podés volver millonario | FALSO
Los entrevistados resaltan que a la hora de emprender lo primordial para alcanzar el éxito no depende de la generación de una idea sino de su ejecución. Los emprendedores detectan una necesidad o una oportunidad y se imaginan una manera más eficiente para resolver el problema. “Tu idea no tiene que ser gran cosa. La idea no vale nada. Lo que importa es tu capacidad para ejecutar esa idea. La diferencia está en cómo lo haces.” El resultado fue muy parejo y sorprendentemente alto en el caso de la opción “disrupción”. Esto podría explicarse dado el desconocimiento de los participantes sobre la diferencia entre los tres conceptos planteados. Esto no es raro, ya que se trata de términos que, de forma errónea, se suele utilizar casi como sinónimos. La mayoría (49%) define a la innovación como “idea o transformación que ayuda a mejorar la vida de las personas”. La amplia brecha entre la opción que se impuso y el resto de los ejemplos, permite plantear que el impacto social es un factor constitutivo de la innovación para ciertos emprendedores. En línea con la definición más elegida de innovación, al calificar sus motivaciones los emprendedores escogieron en primer lugar la opción ‘generar una herramienta de cambio’. En la tercera posición también quedó una propuesta con impacto social: ’Multiplicar los puestos de trabajo’. Esto refuerza lo planteado antes: el emprendedor tecnológico tiene en cuenta en el desarrollo de su proyecto tanto el éxito personal como el beneficio que éste puede acarrear al resto de la sociedad.

#6 El principal problema de un emprendedor es conseguir financiamiento | FALSO
Los obstáculos no son sólo financieros. Según los resultados de la encuesta el acceso a financiamiento es el principal obstáculo pero según la opinión de los entrevistados el dinero no es lo que frena al emprendedor. El 27 % de los encuestados considera que la falta de capital para invertir es el obstáculo que más limita el desarrollo de los proyectos. Pero no es el único factor, también se mencionan la falta de acceso a las redes del ecosistema emprendedor, la necesidad de capacitación y complicaciones con la planificación. Llama la atención que los hombres hagan más hincapié en la falta de socios y redes en el ecosistema, mientras que las mujeres remarcan la ausencia de información y la dificultad de planificar de forma eficiente. Por último, el financiamiento tiene un mayor peso estadístico entre los hombres que entre las mujeres. Dentro de las principales trabas a la hora de emprender los encuestados señalan: financiamiento, capacitación, espacios de inspiración, falta de información, falta de redes de ecosistema, planificación y manejo eficiente de horas y recursos, soporte y asistencia técnica, falta de espacio físico, falta de socios o de un equipo capacitado.

#7 Con pasión cualquiera puede emprender
Con pasión cualquiera puede crear, pero para emprender hacen falta algunos otros condimentos de relevancia. La actitud es importante, pero hay una gran cantidad de cuestiones objetivas que son fundamentales para emprender: capacitación, capital inicial, redes de contacto e información, entre otras. En cuanto a los recursos disponibles al emprender, la mayoría destacó recursos no relacionados con la disponibilidad de capital: socios, capacitación e información. Existe una brecha significativa (17%) a favor de los hombres en cuanto al disponer de socios al comenzar el proyecto. En cuanto a la edad, los encuestados de entre 37 y 58 años fueron los que en mayor proporción contaron con capital inicial. La franja de 26 a 36 años se destaca por la fuente incidencia de la categoría socios (38%). Existe un alto porcentaje entre los dos extremos 18-25 años / mayor de 60 años, con respecto a la disposición de información.

Principales conclusiones
▪ A pesar de su coyuntura socio-económica, Argentina es percibida como un país referente en la región con una larga trayectoria en el campo científico tecnológico.

▪ Argentina es el país con más premios Nobel en América Latina, con 5 laureados en los campos de la química, la medicina y los esfuerzos por la paz. Es además la cuna de cuatro ‘unicornios’ de los nueve que existen en la región.

▪ Es evidente que la incertidumbre sobre el escenario socio económico no amedrenta a los emprendedores a la búsqueda de nuevas oportunidades y de propuestas de valor que solucionen problemas reales de sus usuarios.

▪ Sin embargo, existe una expectativa muy grande de que las empresas cumplan un rol más activo para fomentar una cultura emprendedora tanto dentro como fueras de la organización.

▪ Existe un perfil emprendedor bien determinado, que no abarca a todas las personas que habitan el mundo: el emprendedurismo es mucho más una decisión profesional (que conlleva específicas consecuencias) que una característica de personalidad innata.

▪ Empezar un proyecto requiere un gran sacrificio para la persona que decide liderar una idea o un proyecto.

▪ El éxito llega después de años de preparación y formación académica, horas de dedicación, paciencia y esfuerzo, después de superar muchos retos y probar nuevos enfoques.

▪ El límite del emprendedor: El emprendedor termina, cuando empieza el empresario. La manera en cómo se definen está íntimamente relacionado con sus ambiciones personales y el rol que quieren ocupar en el desarrollo y ejecución de sus proyectos.

▪ Existen una gran brecha entre varones y mujeres involucrados en el ámbito de la tecnología y del emprendedurismo. Dicha proporción está por encima del 70 / 30 de la muestra general.

▪ El acceso a las oportunidades pareciera estar restringido por la presencia de sesgos y estereotipos de género a lo largo de toda la investigación.

▪ En búsqueda de la motivación correcta, lo que mueve al emprendedor es el deseo de hacer algo que genere valor económico, pero que al mismo tiempo tengo un alto impacto social.

▪ No todos los emprendedores emprenden por los mismos motivos. Algunos buscan solamente un rédito económico, otros no lo tienen del todo claro, y solo una porción pequeña del total emprende para mejorar el mundo.

Búsqueda