:: COLUMNA
24/06/2020

Exposiciones en pandemia: Todos los días es el día de los museos

Visitar un museo es una de las experiencias más placenteras para los amantes de la cultura. Las propiedades sociales, relajantes y terapéuticas que un recorrido en estos espacios tiene en sus visitantes se vuelve parte importante de la vida de estas personas. El brote del Covid-19 ha trastocado estos placeres. Frente a ello, la tecnología ha permitido algo antes impensado: miles de exposiciones se han hecho públicas y accesibles por internet para llevar a la población en cuarentena a vivenciar el arte desde la comodidad de sus hogares.

Las culturas se adaptan a situaciones ajenas a las mismas. Civilizaciones han sido invadidas y sus mitos sufrieron modificaciones o un fenómeno natural las hizo reconfigurar su estilo de vida. Nuevas normalidades se van formando a la largo de la historia. En nuestra cotidianidad actual frecuentar espacios cerrados donde se congregan multitudes es imposible por cuestiones sanitarias. Pero la tecnología nos abre puertas que fueron inalcanzables en un pasado reciente.

El mundo se está refugiando en internet para sobrellevar estas situaciones, tratando de evadirse al principio y de reconstruir los momentos pre-pandemia de alguna manera actualmente.

Múltiples organismos están respondiendo a estas tendencias ofreciendo alternativas virtuales. Recitales y fiestas se han visto digitalizadas para el disfrute de miles de personas en sus hogares que buscan descontracturarse de este extraño presente.

Los museos no podían quedarse atrás y han puesto a nuestra disposición recorridos computarizados de algunas de sus exhibiciones. Esta iniciativa es un éxito internacional que nos permite simular una salida donde se puede admirar la belleza y el conocimiento que nos son ofrecidos generalmente en estos espacios de manera presencial. 

Los museo más importantes de Europa se han subscrito a esta tendencia: El Louvre de París habilitó tres tours para los internautas: las salas de antigüedades egipcias, los restos del foso de Louvre y la galería de Apollon ( restaurada recientemente). Se pueden visitar las exposiciones con información tanto en inglés como en francés. El Museo Británico de Londres comparte información de cada galería y las imágenes de las obras más destacadas que acoge. Además de la opción de recorrer toda la instalación con Google Street View. Mientras que el  Museo del Prado ofrece visitas guiadas a través de su cuenta de Instagram.

De este lado del Atlántico, también existe esta oferta. El Museo de Arte Metropolitano de Arte neoyorquino da muestras virtuales en 360º dentro de su página web además de permitir el uso del zoom para observar detalles en las obras.

El Museo Americano de Historia Natural le da a los curiosos una serie de opciones para acceder a sus exhibiciones. Esto incluye recorridos guiados por Facebook Live y exploraciones con Google Arts and Culture.

En Argentina, el Museo Nacional de Bellas Artes nos permite ver miles de obras en alta definición dentro de su página web y comparte videos de interés general por su cuenta de Instagram.

El Malba también recurre a las redes sociales como Instagram para subir  visitas comentadas para algunas de sus exposiciones además de publicar mucho material interesante (entrevistas y trivias, por ejemplo) bajo el hashtag #MalbaVirtual.

Otro hashtag fue lanzado por el Museo Moderno de Buenos Aires (#MuseoModernoDesdeCasa) para compartir por sus redes sociales el detrás de escena de varias de sus muestras.

La oferta es variada y de calidad permitiéndonos saciar nuestro deseo de conectarnos con lo que nos gusta de diversas formas y transitar más fácilmente estos tiempos inciertos.

Búsqueda