La Birra Bar

Alineados con su apertura en Miami, una ciudad de innovación y tecnología donde cada vez más empresas y start-ups deciden tener presencia, La Birra Bar lanza su primera serie de NFTs coleccionables. Esta colección llamada Genesis saldrá a la luz el próximo 2 de octubre y va a estar compuesta por sus primeros logos y algunas de las hamburguesas más conocidas que transformaron a La Birra Bar en la hamburguesería preferida por los argentinos.

Quienes tengan un NFT de la serie Genesis, van a poder acceder a la pre-venta de la serie Alfa. En el lanzamiento de la serie Alfa, se anunciará el Roadmap 1.0, donde contarán los beneficios y gratificaciones por ser poseedor de un NFT de La Birra Bar.

“El orgullo de La Birra Bar es tener un producto único y de gran calidad. Es querido por la mayoría de los argentinos y elegido entre especialistas como su lugar para degustar las mejores hamburguesas. Es innovador y tiene una visión acertada del futuro de su marca, que hasta la competencia busca como referencia para replicar. Es un privilegio poder trabajar con la primera hamburguesería argentina en abrir sus puertas en USA. No tengo dudas de que varios del rubro los van a seguir en esta tendencia. Con los NFT se abre un mundo de posibilidades tanto para La Birra Bar como para quienes los coleccionen”, cuenta Juan Allen, director de Adyouwish Digital.


¿Qué es un NFT?

NFT se corresponde a las siglas «non fungible token», que podemos traducir como «token no fungible» o «activo no fungible». Se trata de un activo digital que es único, no se puede modificar y no se puede intercambiar por otro de igual valor, porque no existiría uno igual.

Un NFT sería como una obra de arte única, por ejemplo: El David de Miguel Ángel. Solo hay uno y está en la Galería de la Academia de Florencia. Si alguien quisiese tener ese David en concreto, debería comprarlo (si estuviese a la venta) o hacerse con una copia. Aunque, en ese caso, ya no estaríamos hablando del original y eso es lo que dota de valor a la escultura.

Con los NFT pasa igual: se trata de un activo digital único que, aunque puede copiarse, quien posee el NFT tiene el original, y eso funciona como una suerte de certificado de autenticidad que cuenta con los derechos o beneficios que su adquisición lleve aparejados.

Estos activos digitales se compran y venden con criptomonedas en mercados online de NFT, donde sus creadores o vendedores los ponen a la venta por precios fijos o mediante subastas.